Sanitarios dan la espalda a la consellera Barceló durante la rueda de prensa que confirma el fin de la concesión del Hospital de Torrevieja

La Generalitat no prorroga el contrato para cumplir con uno de los objetivos del Botànic: reforzar la sanidad pública

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha decidido no prorrogar el contrato de gestión del Departamento de Salud de Torrevieja e iniciar los trámites para que dicho contrato finalice en octubre de 2021, una medida que se ha adoptado con la finalidad de reforzar la sanidad pública y mejorar su calidad, eficiencia y universalidad.

Un grupo de sanitarios ha protestado sobre esta decisión y han dado la espalda a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, mientras daba la rueda de prensa en la que confirmaba que este centro de salud pasará a ser de gestión pública.

La Generalitat comunicará este miércoles a la empresa concesionaria la intención de no prorrogar el contrato de gestión, así como las normas para la recepción de todos los elementos materiales, inmateriales y de personal afectado por el contrato en las condiciones que marca el acuerdo de gestión de servicios públicos por concesión.

Barceló ha explicado que la medida se toma en base uno de los pilares básicos que rige la actuación de este Gobierno y que no es otro que "reforzar la sanidad pública, mejorar su calidad, eficiencia y universalidad”.

El proceso se desarrollará con la máxima seguridad jurídica y garantizando por parte de la concesión la mejor calidad asistencial y las condiciones del personal laboral afectado.

La Generalitat da así cumplimento al eje tercero del acuerdo del Botànic II, ‘Servicios Públicos para continuar rescatando y cuidando a las personas’.

En su punto 24 especifica: “Continuaremos trabajando para la recuperación de los servicios públicos privatizados una vez finalizada la concesión con una política común que garantice una mejor prestación, más equitativa, eficiente y de calidad y que no suponga un perjuicio económico para la Generalitat”.

La recuperación de la gestión pública del Departamento de Salud de Torrevieja por parte de la Generalitat supone “un paso adelante en la mejora de la atención sanitaria de los vecinos y las vecinas” de los municipios de Torrevieja, Guardamar del Segura, Rojales, Pilar de la Horadada, Orihuela, San Fulgencio, Benijófar, Formentera del Segura, San Miguel de Salinas y Los Montesinos, ha destacado la consellera.

“La importancia de fortalecer el sistema sanitario público se ha visto reforzada, además, en este momento tan relevante donde la pandemia ha requerido de una movilización de recursos humanos y económicos sin precedentes”, según Barceló.

La decisión se toma, exclusivamente, en base a criterios de eficiencia. “La inversión en mejorar la salud de los valencianos y las valencianas no puede estar condicionada a reducciones de costes encaminadas a la obtención de beneficios”, ha expuesto la consellera.

“El único criterio ha de ser el de eficiencia sanitaria a partir de la optimización de los recursos necesarios y suficientes para cubrir adecuadamente la demanda de la población”, ha afirmado.

Barceló ha querido también informar de primera mano a los trabajadores y trabajadoras del departamento de la decisión tomada “para incorporar el departamento a la gestión pública y trasladarles que mantendrá una vía de comunicación directa para que estén permanentemente informados del proceso”.

La consellera ha mostrado su satisfacción por poder seguir contando a partir de la recepción “con el valioso capital humano y profesional de que dispone el Departamento de Salud de Torrevieja”.

Barceló ha aprovechado el anuncio para felicitar a todo el personal del departamento de salud “por el sobresfuerzo y la dedicación que están realizando a causa de la excepcional situación a la que nos ha llevado la pandemia”.