Prohibido madrugar para salir a correr

Las medidas que complementan al toque de queda ordena el cierre de jardines y zonas de esparcimiento desde las 22 a las 8 horas en toda la Comunitat Valenciana

Paseos en Valencia durante el día 54 del estado de alarma
El cauce del río Turia es uno de los lugares preferidos por los corredores en la ciudad de Valencia FOTO: Iván Terrón Europa Press

Los corredores podrán quedarse un rato más durmiendo, al menos, si su costumbre es buscar lugares alternativos a las calles de las ciudades. La resolución publicada ayer decreta el cierre de jardines y zonas de esparcimiento al aire libre desde las 22 a las 8 horas.

Así, para bajar a correr a espacios como el cauce del río Turia de Valencia, una práctica habitual en la ciudad, habrá que esperar a las ocho de la mañana. La revista runningcv.com adelantaba ayer que el Ayuntamiento de Valencia se plantea permitir el tránsito por esta vía de comunicación usada por aquellos que no utilizan el coche, a partir de las seis. No obstante, se descarta que se pueda practicar deporte.

El Ayuntamiento de Valencia no cerrará las playas de la ciudad, tal y como ya anunció ayer el Consistorio de Alicante, y ha aclarado que el Jardín del Turia se puede utilizar a partir de las seis de la mañana para desplazarse por la ciudad.

El objetivo de esta restricción es acabar con prácticas como el botellón o concentraciones de personas y complementar el toque de queda nocturno establecido desde las doce de la noche a las seis de la mañana. La limitación del acceso a estos espacios facilita a los cuerpos y fuerzas de seguridad la vigilancia.