Galiana ha adjudicado a dedo más de cien contratos, según el PP

Cultura Festiva ha facturado más de 64.000 euros a la empresa de un militante de Compromís

El concejal de Cultura Festiva en València, Carlos Galiana, en una imagen reciente.
El concejal de Cultura Festiva en València, Carlos Galiana, en una imagen reciente. MAO

El grupo del PP en el Ayuntamiento de Valencia ha denunciado hoy que el gobierno de Ribó y el PSPV abusan de los contratos menores para pagar actos que se repiten todos los años y que podrían contratarse con antelación mediante procedimientos administrativos abiertos en los que se garantizara la pública concurrencia.

En cinco años de gobierno de Compromís y el PSPV, el Ayuntamiento ha adjudicado a dedo más de 15.193 contratos con un gasto de más de 87 millones de euros, según el PP, que añade que la delegación de Cultura Festiva ha facturado más de 64.000 euros en tres años a la empresa de un militante de Compromís, a quien se le adjudico el contratos de los autobuses (17.818€) de la cabalgata de Reyes

Los populares han pedido al alcalde Ribó que explique por qué se contrató a esta empresa de Castellón de un miembro de Compromís y se desestimaron otras ofertas. El concejal del PP, Santiago Ballester, ha pedido hoy al alcalde Joan Ribó que aplique “un giro radical” al modelo de gestión del área de Cultura Festiva en el Ayuntamiento de Valencia.

El edil considera que “Ribó sigue mirando a otro lado con la situación de caos en la concejalía de Cultura Festiva, que se va a agravando día tras día, en una gestión que debería estar tramitada con la suficiente antelación y ajustada a derecho en actos propios del Ayuntamiento con décadas de tradición como la cabalgata de Reyes”

A finales del mes de febrero de 2020 el edil de Compromís, Carlos Galiana, asumió las competencias de Cultura Festiva tras la salida del anterior responsable, Pere Fuset. Desde ese momento hasta la primera semana de enero de 2021, se han suscrito en esta delegación 105 contratos menores, sin pública concurrencia de empresas, por valor de 432.900 euros. “Solo en tres trimestres, desde que se produjo la sustitución ha realizado más de un centenar de contratos menores en el servicio de cultura festiva, pese a no celebrarse las Fallas”, ha apuntado.

Ribó lleva contabilizados más de 15.000 contratos menores con un gasto superior a los 87 millones de euros”. Ante estos datos, el edil popular ha criticado “el excesivo uso de este tipo de contratación” y ha destacado que “justo por este motivo no debió eliminarse en 2016 ningún control previo de fiscalización en los mismos”.

Al respecto, cabe señalar que los Informes realizados por la Intervención General del Ayuntamiento sobre el control del sector público “recomienda que en las adquisiciones de bienes y servicios superiores a 6.000 euros se soliciten al menos tres ofertas”, ya que según establecen los citados informes, “en atención al principio de buena gestión, la solicitud de varias ofertas supone justificar de forma razonable la obtención de la oferta económicamente más ventajosa para la administración pública”.

Por otro lado, los populares ha pedido explicaciones sobre la contratación del con una empresa de un miembro de Compromís, que en tres años ha facturado más de 64.000 euros con el Ayuntamiento de Valencia en contratos a dedo y sin concurso. “Ribó deberá explicar por qué se contrató a esta empresa de Castellón de un miembro de Compromís sin concurso público ni libre concurrencia”