Una “ingeniosa pareja” asaltaba casas aisladas en pueblos de Alicante

Se hacían pasar por albañiles y se desplazaban en coches alquilados a nombres de clientes de su tienda de informática

El hombre ha sido ingresado en prisión, mientras la mujer ha quedado en libertad con cargos
El hombre ha sido ingresado en prisión, mientras la mujer ha quedado en libertad con cargosLa RazónGuardia Civil

Robaban incluso juguetes, se desplazaban en coches alquilados a nombre de sus clientes porque carecían de carné de conducir e iban ataviados con monos de trabajo para aparentar ser obreros. Así era el modo de actuar de una pareja detenida por, presuntamente, asaltar casas aisladas en dos pueblos alicantinos.

Los dos arrestados, un hombre y una mujer, de 33 y 39 años, respectivamente, están acusados de cuatro robos con fuerza perpetrados en viviendas rurales de las localidades alicantinas de Sella y Guardamar del Segura.

También se les imputan un delito de usurpación de estado civil, otro contra la Seguridad Vial y un delito de apropiación indebida, según ha informado este jueves la Guardia Civil, que ha finalizado, con ambas detenciones, una operación iniciada el pasado mes de enero.

Eran gerentes de una tienda de informática en la ciudad turística de Torrevieja (Alicante). Cuando iban a robar, se desplazaban en vehículos alquilados a nombre de clientes con características físicas parecidas a las suyas porque no tenían carné de conducir y usaban de igual forma esos documentos usurpados para identificarse en los controles policiales con los que se topaban.

Además, se ponían ropa de trabajo para dar la apariencia de ser obreros, recorrían zonas rurales y seleccionaban una vivienda. Una vez elegida, accedían a la parcela e inutilizaban las cámaras de seguridad para entrar al interior con total tranquilidad.

La pareja se apropiaba de todo tipo de enseres, ya fuese material informático o fotográfico, televisores e, incluso, juguetes que, después, vendían en tiendas de segunda mano. El valor de lo sustraído se estima en unos 15.000 euros.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Torrevieja ha ordenado el ingreso en prisión del hombre, mientras que la mujer ha quedado en libertad con cargos.

El instituto armado ha recuperado parte de los objetos sustraídos, que ya han sido entregados a sus propietarios, y continúa con las pesquisas para localizar el resto de los bienes robados.