Desconcierto entre los opositores de Secundaria, Educación vuelve a cambiar los criterios de evaluación

El STEPV califica de “esperpento” la gestión realizada desde la Conselleria de Marzà

El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, acompañado por el secretario autonómico Miguel Soler
El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, acompañado por el secretario autonómico Miguel Soler FOTO: GVA GVA

Si estudiar un oposición ya es bastante duro, hacerlo con cambios constantes en la convocatoria está generando un notable malestar entre los aspirantes a profesores de Secundaria. A finales de abril, la Conselleria de Educación anunció que la primera prueba comenzaría una semana más tarde de lo anunciado de manera oficial. Se retrasaba del 15 al 22 de mayo el inicio de las pruebas, cuestión que generó malestar entre los opositores.

Sin embargo, los cambios no se han quedado en esto. El STEPV asegura que la gestión de estas oposiciones se han convertido en un “esperpento” y que cada día se llevan alguna sorpresa cuando consultan la web de la Conselleria o el DOGV.

El pasado 8 de mayo se publicaron los criterios de evaluación, pero según afirma este sindicato, la Conselleria de Educación continúa introduciendo modificaciones después de las quejas recibidas. “Cada día se publican modificaciones, a pesar de que estamos a pocos días de las oposiciones”.

“Corrección de fallos, cambio en la fecha de presentación de las programaciones didácticas (que se comunicó días después del retraso en el inicio), listados de exclusiones con centenares de personas, cambios en los tribunales o en su ubicación y criterios de evaluación con fallos”. A todo esto, el STEPV añade que aún no se han resuelto las adaptaciones de los aspirantes con diversidad funcional.

A estas oposiciones, canceladas en 2020 por la pandemia, se presentan 22.912 personas y hay 3.542 plazas disponibles. Cada décima, cada cambio de criterio puede suponer la diferencia entre obtener una plaza o quedar como fuera.

El STEPV insiste en que estas modificaciones constantes contribuyen a crear más “incertezas, inquietudes e intranquilidad” a las personas que se presentan. “Las oposiciones son un procedimiento muy serio, ya que es un procedimiento muy competitivo, que requiere mucha concentración y mucha tranquilidad y este ha sido un curso en el que no ha habido ninguna de las dos cosas”.

El STEPV siempre se ha mostrado en contra de la celebración de estas oposiciones. Argumentan que los profesores han tenido que hacer frente al curso “más complicado de la historia reciente”, una circunstancia que no ha sido la más adecuada ni para los interinos, ni para los miembros de los tribunales.

El sindicato reitera cuál es su postura sobre estas convocatorias, afirman que no está de acuerdo con el modelo de oposición y advierte de la problemática que puede generarse con el profesorado interino, que están en “fraude de ley”.