El Ayuntamiento rechaza una moción del PP para dar ayuda a los comerciantes de hostelería del entorno del Mercado Central

Denuncian también la desaparición de la gastronomía valenciana del centro de la ciudad

Obras de reurbanización en el entorno del Mercado Central de València
Obras de reurbanización en el entorno del Mercado Central de València FOTO: ASOCIACIÓN VENDEDORES MERCADO CENTRAL ASOCIACIÓN VENDEDORES MERCADO CE

El Ayuntamiento de Valencia ha rechazado en la comisión de Hacienda la moción del PP que pedía que el Presupuesto del Consistorio para el 2022 contemple una línea de ayudas destinada a los establecimientos de hostelería y ocio que se hayan visto afectados por las obras de reurbanización en los entornos del Mercado Central, Iglesia de los Santos Juanes, plaza de Brujas y La Lonja así como por las restricciones a la movilidad, con la puesta en marcha del APR de Ciutat Vella y la cancelación de 15 líneas de la EMT.

La concejala del Grupo Popular, Paula LLobet, ha denunciado “la falta de sensibilidad del Gobierno de Ribó y PSOE con la hostelería del centro histórico que además de sufrir la pandemia ha tenido graves dificultades por las obras, las restricciones de tráfico y la falta de aparcamiento. Es lo mínimo que debe hacer el Ayuntamiento que también se ha negado a bonificarles los impuestos como venimos reclamando desde el PP”.

La edil del PP afirma que “no es casual que desde el comienzo de la pandemia el paro haya crecido en Ciutat Vella por encima de la media de la ciudad y que de los cerca de 200 comercios y restaurantes cerrados en nuestra ciudad, también desde el inicio de la pandemia, el 57 por ciento corresponda a Ciutat Vella”.

LLobet señala que “a los efectos negativos que la pandemia ha generado para muchas actividades económicas, en nuestra ciudad y concretamente en el centro histórico de Valencia, se suman otras medidas adoptadas por el gobierno municipal, como los cambios de líneas de la EMT, que al dificultar, los accesos al centro, han perjudicado en gran medida la actividad comercial y hostelera de esta zona emblemática de Valencia, con una clientela importante de los pueblos y área metropolitana de Valencia”.

La concejal del PP asegura que a esta situación “podemos añadir el cierre de los aparcamientos de Parcent y de la plaza de la Reina, y la reciente medida en vigor desde el pasado 1 de diciembre; el Área de Prioridad Residencial de Ciutat Vella Nord, que conlleva la imposición de multas a todos los vehículos que entren en dicha área sin la preceptiva autorización, lo que comporta la restricción de la movilidad y una menor afluencia de personas en el centro histórico”.

Por última, ha señalado que “desde el PP nos preocupa como poco a poco la gastronomía valenciana va desapareciendo de nuestro centro histórico ante la imposibilidad de una parte importante de su clientela de poder llegar a los locales por la falta de alternativa a la movilidad y la consecuente caída de facturación. Es necesario apoyarles con una partida en el presupuesto de 2022 que alivie esta situación”.