Detenidos por hurtar trajes de fallera y ordenadores en centros comerciales de Valencia

Además de los trajes, también se han recuperado efectos sustraídos por valor de 11.226 euros entre los que se encuentran seis ordenadores portátiles y un jamón

La Policía Nacional desarticula un grupo especializado en grandes hurtos en centros comerciales y detiene a tres personas
La Policía Nacional desarticula un grupo especializado en grandes hurtos en centros comerciales y detiene a tres personas FOTO: La Razón La Razón

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Valencia un grupo especializado en grandes hurtos en centros comerciales y han detenido a dos mujeres y un hombre de 22, 29 y 37 años, respectivamente, como presuntos autores de los delitos de hurto y de pertenencia a grupo criminal.

Se ha constatado su implicación en la comisión de varios hurtos en centros comerciales de Valencia con el mismo modus operandi y se han recuperado efectos sustraídos por valor de 11.226 euros entre los que se encuentran seis ordenadores portátiles, un jamón y tres trajes completos de fallera, así como marroquinería de primeras marcas.

Según informa este martes la Policía, la investigación comenzó tras la denuncia de los responsables de tres centros comerciales en los que varias personas habrían estado cometiendo numerosos hurtos.

Los agentes identificaron a los sospechosos, interceptándolos en el momento en el que abandonaban un centro comercial tras sustraer objetos por valor de 2.800 euros.

Después, los policías averiguaron que días antes los sospechosos habrían sustraído de otro centro comercial cuatro ordenadores portátiles, vendiéndolos inmediatamente después en un establecimiento de compra-venta, por lo que los agentes, para evitar que pudiesen deshacerse de otros efectos y tras solicitar un mandamiento judicial, realizaron un registro en el domicilio de uno de los investigados.

Allí recuperaron un jamón, tres trajes de fallera, un bolso, una cartera y un cinturón de una prestigiosa marca.

De la investigación se desprende que los sospechosos mantenían una relación estable y duradera en el tiempo, con una distribución de tareas muy definida donde previamente estudiaban los establecimientos y planificaban los hurtos.

Uno de ellos era el encargado de vigilar, otro de sustraer en el momento más propicio y el tercero se encargaba de sacar el objeto sustraído del establecimiento.

Según la Policía, los investigados ya fueron detenidos el pasado mes de marzo tras la comisión de un hurto en un centro comercial de Xàtiva, donde el hombre se identificó supuestamente con una placa emblema del CNI para mantener ocupado y distraer a la seguridad del centro comercial, fingiendo ser un agente que se encontraba allí al tener conocimiento de que se iba a perpetrar un atraco en las inmediaciones, y así dar tiempo a las mujeres para que sustrajeran al descuido prendas de vestir por valor de más de 750 euros.

Por todo ello, los agentes detuvieron a los investigados como presuntos autores por los delitos de hurto y pertenencia a grupo criminal; los detenidos, con numerosos antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.