Paganinis, los ciudadanos

Lo que debería hacer la Conselleria de Sanitat para servirnos, son cribados masivos y gratuitos de test de antígenos

Iñaki Zaragüeta

Lo que tenía que ser un servicio a los valencianos, una facilidad para combatir el covid, se va a convertir en un ataque a sus bolsillos. Ya sea por los unos o por los otros, aquí «toca retratarse», como dicen en mi pueblo, a los mismos. Los paganini de la fiesta, los de siempre.

Es la conclusión a la que llegué ayer al conocer el resultado del acuerdo entre la Conselleria de Sanitat y el Colegio de Farmacéuticos, que cobrarán por realizar un test de antígenos y comunicarlo a la Conselleria en caso de dar positivo, una actuación que abre vías perjudiciales, más aún si ello supone un relevo de realizarlos a los centros sanitarios.

¿Cuánto costará el servicio? Al parecer, lo que quiera cada farmacia, de tal forma que el descontrol y el posible abuso están garantizados, ya que cualquier establecimiento puede enmascarar la gratuidad en una subida del precio del antígeno, porque el Gobierno, el de Pedro Sánchez, aún no se ha dignado a fijarlo. Espero que el compromiso del presidente no termine en agua de borrajas como muchos de los suyos.

Dejémonos de vainas. La Sanidad valenciana debería disponerse a llevar a cabo cribados masivos y gratuitos de test instalando carpas por la Comunitat, como hizo de cara a la Navidad, por poner un ejemplo, la Región de Murcia. Así pueden descubrirse con mayor celeridad las cifras reales de contagios y combatir al bicho con mayor rapidez y eficacia.

El Consell se quita trabajo y responsabilidad, los boticarios, dicho con todo el cariño, ganan dinero y los ciudadanos a rascarse sus ya esquilmados bolsillos. ¡Caray con la solución!. Así es la vida.