La presidenta del TSJ dice que es inadmisible el retraso en la renovación del CGPJ

El bloqueo impide el relevo al frente del propio TSJ-CV o de la presidencia de la Audiencia de Alicante

La presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva, en la Apertura del Año Judicial
La presidenta del TSJCV, Pilar de la Oliva, en la Apertura del Año Judicial FOTO: JORGE GIL JORGE GIL

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, Pilar de la Oliva, ha lamentado “el retraso inadmisible” en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que aboca la justicia a “una grave situación”.

De la Oliva se ha pronunciado en estos términos, uniéndose así al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, y a sus homólogos en los diferentes tribunales de justicia del país, durante la apertura del Año Judicial 2022-2023 en la Comunitat Valenciana, celebrada este lunes en la Ciudad de la Justicia de València.

En la Comunitat, el bloqueo en la renovación del Consejo del Poder Judicial no solo afecta la presidencia del TSJ sino también a la renovación de otros cargos, como la presidencia de la Audiencia de Alicante o la de la Sala de lo Contencioso Administrativo, ha afirmado.

En su discurso, la presidenta del TSJCV ha señalado que en el primer trimestre de 2022 los asuntos pendientes han disminuido cerca de un 6 por ciento pese al incremento del 5 por ciento en el ingreso de asuntos judiciales, una tendencia que se arrastra desde 2021, cuando se registró una bajada del 18 por ciento respecto al año anterior.

A ello ha contribuido la creación de cinco unidades judiciales: tres Juzgados de Primera Instancia en Alicante, Denia y Valencia; un Juzgado de lo Penal en Alicante; un Juzgado de lo Social en Benidorm; y las Secciones Cuarta de la Audiencia de Castellón y Undécima de la Audiencia de Alicante con sede en Elche.

La crisis económica ha originado un aumento de la litigiosidad en los juzgados y en la Sala de lo Social, que en el año en curso ha subido los recursos registrados. El tiempo medio de resolución es de tres meses en procedimientos de despido y de siete meses en los de prestaciones, según los datos ofrecidos por De la Oliva.

En la Sala de lo Contencioso Administrativo, el tiempo de respuesta se ha reducido de forma notable, y en la Sección Tercera (Tributario) es inferior al año.

En la Sala de lo Civil y Penal y en la Sección de Apelación se mantiene una entrada de asuntos prácticamente igual a la de años anteriores, y se espera que pronto concluya la creación de las plazas.

No obstante, la presidenta del TSJCV ha manifestado que, mientras no se aborde el cambio de modelo organizativo, que considera agotado, es necesario seguir creando nuevas unidades judiciales.

De la Oliva ha agradecido a la Conselleria de Justicia su compromiso para adecuar la planta judicial a las necesidades, la mejora de las instalaciones judiciales y el refuerzo de funcionarios de su competencia, y ha recordado la apuesta conjunta por la comarcalización de los Juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer.

A 31 de diciembre se espera que entren en funcionamiento varios Juzgados de Violencia sobre la Mujer exclusivos o comarcalizados, aunque todavía no se ha dictado el decreto de creación.

Ha recordado que este año ya son 33 mujeres fallecidas en España (2 en la Comunitat Valenciana) y ha ofrecido los datos del primer trimestre: 6.000 denuncias en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, un 28 % más que en el mismo periodo del año pasado.

También se ha referido a la violencia vicaria, y al caso del niño de Sueca -asesinado presuntamente por su padre-, para remarcar la necesidad de una mejor coordinación entre los juzgados de familia y los de violencia y de utilización de todas las herramientas tecnológicas para dar mayor protección y seguridad a las víctimas, como trasladó al CGPJ.

Sobre la atención a la discapacidad, ha defendido como necesarios juzgados especializados, ya que en la Comunitat sólo hay dos órganos especializados en València, que necesitan apoyo de otros especialistas, y ello implica una respuesta rápida que no puede darse en juzgados ordinarios.

La presidenta del TSJCV ha reclamado reformas sustantivas como el derecho de familia y sucesiones, además de organizativas, como la implantación de los Tribunales de Instancia, tecnológicas o de gestión.

Al inicio de su intervención, ha tenido un recuerdo para tres magistrados valencianos fallecidos, Arturo Gimeno, José Francisco Beneyto y Domingo Boscá.