Galdós versus Cervantes

Beatriz Argüello afronta su primera dirección profesional con “El caballero encantado”, en los Teatros del Canal

"El caballero encantado", en CanalFoto: . Teatros del Canal

Ahora que la pandemia ha dado una tregua a los teatros, al menos de momento, Madrid vuelve a atender como se merece a uno de sus hijos adoptivos más insignes: Galdós. Numerosas propuestas culturales, algunas de ellas aplazadas por la crisis sanitaria, inundan la cartela estos días para homenajear al escritor canario en el centenario de su muerte. Entre las organizadas por la CAM, con Juan Carlos Pérez de la Fuente como director artístico de todo el programa que las contempla, destaca este próximo domingo el efímero montaje, con formato de lectura dramatizada, de “El caballero encantado", penúltima novela que escribió Galdós y una de las más atípicas en su vasta producción.

La actriz Beatriz Argüello afronta “con mucha ilusión” su primera dirección profesional –había codirigido anteriormente un proyecto muy personal llamado “Estaciones de Isadora”– con la puesta en escena de este texto que ella misma define como “un viaje delirante y maravilloso en el que Galdós hace un verdadero alarde de imaginación y de sabiduría”. Ese viaje, cuyo destino no es otro que el de la propia regeneración moral, es el que emprende Carlos de Tarsis, un ocioso aristócrata que, tras malgastar su fortuna, sufrirá un encantamiento y se transformará en un sencillo peón en la Castilla más humilde y profunda.

Rindiendo un abierto tributo a Cervantes y a “El Quijote”, Galdós muestra en clave de sátira, a través de las peripecias de Tarsis, una España sumida en la desigualdad y la injusticia. “En el viaje del protagonista a las profundidades de su conciencia, hay una clarísima, absoluta y muy libre crítica social –afirma Argüello–; una crítica en la que el amor funciona como fuerza de redención”. Para adaptar el ingente y narrativo material original con las peripecias de Tarsis, la directora ha contado con el dramaturgo Pedro Víllora, que, nos dice, “ha realizado una labor titánica quitando personajes y condensando las tramas para apoyarse sobre todo en aquello que tiene que ver con la acción transformadora del personaje”.

Además, la versión desdobla al protagonista en un Tarsis joven y otro adulto, para que este último, indica Argüello, “pueda ejercer de narrador y nos ayude a transitar por todo el periplo vital del personaje”. Un periplo que, a pesar de las limitaciones que impone toda lectura dramatizada, estará expresado teatralmente “con una mínima puesta en escena”. “Hay música en directo, una escenografía y un intencionado uso de la luz –explica la directora–; también hemos creado ciertas atmósferas que generan los personajes que no están interviniendo en la lectura”.

En cuanto al reparto, Argüello se ha rodeado de un puñado de conocidos actores de nuestro teatro con quienes ya ha trabajado y siente afinidad artística. El elenco lo forman Daniel Albaladejo, Cristóbal Suárez, José Luis Torrijo, Jesús Hierónides, Pablo Rodríguez, Badia Albayati y Mélida Molina. “Son todos grandísimos actores, con muchísimos recursos, con mucha capacidad de juego y de proponer cosas a la función. No puedo estar más contenta”, asegura su directora.

Dónde: Teatros del Canal (Sala Negra), Madrid.
Cuándo: 25 de octubre.
Cuánto: desde 15 euros.