Ómicron golpea a la cultura: los Grammy se posponen y Sundance será virtual

Ante la rápida propagación de la nueva variante del Covid-19, la temporada de entrega de premios está sufriendo alteraciones preventivas

FOTO: Chris Pizzello Chris Pizzello/Invision/AP

La pandemia no concede tregua al mundo del espectáculo. Desde su inicio, numerosas citas, festivales, certámenes se han visto obligados a posponerse o incluso cancelarse ante la inviabilidad por la situación sanitaria. Ahora, aunque parezca ya todo sobrepasado, no podemos dar la batalla por ganada. La expansión de la variante Ómicron no solo azota a España y Europa, sino que también ha comenzado a alterar la temporada de premios en Estados Unidos: la gala de los Grammy ha sido pospuesta este miércoles sine die y la organización del festival de Sundance anunció que la edición de este año será completamente online.

La 64 gala de los Grammy, prevista para el 31 de enero en Los Ángeles (California), fue suspendida este miércoles debido al aumento de los casos de Covid-19 por la expansión de ómicron y será fijada para una nueva fecha, todavía por determinar. En un comunicado conjunto, la Academia de Grabación y el canal CBS explicaron que adoptaron esa decisión tras considerarla “cuidadosamente” y analizarla con responsables de salud.

“La salud y la seguridad de aquellos en nuestra comunidad de la música, la audiencia en vivo y cientos de personas que trabajan incansablemente para producir nuestro show sigue siendo nuestra máxima prioridad”, indicaron en la nota. ”Dada la incertidumbre en torno a la variante Ómicron -agregaron-, celebrar la gala el 31 de enero simplemente supone demasiados riesgos”.

Se esperaba que el evento tuviera lugar en Los Ángeles (California) tras el anuncio de las nominaciones a los premios el pasado 23 de noviembre. Jon Batiste, un músico desconocido para el gran público, lidera con once candidaturas las nominaciones de los galardones, que como atractivo para la audiencia van a enfrentar a Taylor Swift y Kanye West, una de las enemistades más sonadas del pop, por el premio al álbum del año.

Lo virtual, solución segura

Por su parte, la organización del festival de cine independiente de Sundance informó hoy que se celebrará en un formato completamente virtual ante la expansión del virus. Los organizadores de la muestra detallaron en un comunicado que todos los eventos que tenían previsto celebrar este año presencialmente en Utah (EE.UU.) serán online.

“Estábamos deseando celebrar nuestro primer Festival de Cine de Sundance completamente híbrido y nuestros equipos han pasado un año planeando un festival como ningún otro”, lamentó la organización. Sin embargo, subrayó, “pese a los protocolos más ambiciosos, la variante Ómicron con sus inesperadas altas tasas de contagio está empujando los límites de la seguridad sanitaria, viajes y otras infraestructuras en el país”.

En ese sentido, el festival no veía viable que miles de artistas, miembros del público, trabajadores y voluntarios se dieran cita en este evento a lo largo de once días, al tiempo que las autoridades locales tienen problemas para ofrecer los servicios más esenciales. “Fue una decisión difícil de adoptar -siguieron- como organización sin fines de lucro, el espíritu de Sundance es hacer que algo funcione aunque sea contra los elementos, pero se espera que el número de casos aumente en nuestra comunidad anfitriona la semana del festival”. Pese a esta decisión, la fecha del festival se mantiene: comenzará el 20 de enero como estaba previsto y durará once días.

Se esperaba que Sundance fuera uno de los primeros festivales del circuito cinéfilo en volver a un formato completamente presencial y con aforo completo, después de ediciones reducidas como la última Berlinale o el más reciente Cannes.

Los Globos de Oro, sin alfombra ni público

La primera gran cita del calendario de galardones, los Globos de Oro, celebrará su gala este domingo, 9 de enero, sin público, ni alfombra roja y ni periodistas acreditados. En un comunicado, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, en inglés), apuntó el martes que la ceremonia tendrá lugar en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, donde suele celebrarse, pero con menos fastos.

La HPFA dijo que “no habrá público” en su evento del domingo y especificó que el selecto grupo de miembros de la asociación e invitados de sus programas sociales que estarán en la sala tendrán que mostrar un certificado de vacunación completa con dosis de refuerzo y una prueba PCR tomada en las 48 horas antes del acto.

No habrá alfombra roja. No se aceptarán solicitudes de acreditaciones de prensa para este evento”, añadió la HFPA. Por ahora no se ha dado a conocer si los Globos de Oro planean transmitir ese acto de alguna forma por internet.

La HFPA pretende que esta controvertida, extravagante y muy deslucida edición de sus premios se centre en su labor filantrópica en un intento de lavar su imagen. El terremoto en los Globos de Oro, que en ocasiones llegaron a competir en impacto y eco con los Óscar, llegó a principios de este año cuando se intensificaron las denuncias contra la HFPA por prácticas de muy dudosa ética entre sus miembros, que, por ejemplo, se aprovechaban de grandes viajes y regalos de lujo a cargo de los estudios, cadenas televisivas y plataformas de “streaming”.

Era un grupo de 87 periodistas, muchos de ellos jubilados, entre los que no había ninguna persona negra. Para enmendar la falta de diversidad, la organización ha admitido nuevos miembros, entre ellos varios hispanos y afroamericanos, aunque sigue siendo un limitado número de personas que excluye a la gran mayoría de periodistas que trabajan diariamente cubriendo Hollywood.

Tras las medidas adoptadas ante ómicron por estos eventos, queda la incógnita de qué ocurrirá con los Óscars, la gran fiesta del cine, prevista para el 27 de marzo.