Cultura

Arte

Políticos presionan al Museo Británico para que devuelvan los mármoles del Partenón a Grecia

Un grupo de parlamentarios británicos se han manifestado a favor del regreso de estos tesoros griegos, que llegaron de Atenas a Londres entre 1801 y 1805

Gobierno del Reino Unido declara que no entregará objetos culturales extraídos de forma ilegal tras el "brexit"
Varios visitantes pasan junto a los frisos del Partenón en el Museo Británico de Londres FACUNDO ARRIZABALAGA EFE

Entre 1801 y 1805, llegó a Reino Unido una gran colección de mármoles procedentes del Partenón de Grecia. Fue un traslado bajo el mando del conde de Elgin, oficial británico residente en Atenas, quien ordenó que se retirasen estas emblemáticas piezas, que representan más de la mitad de las esculturas decorativas del templo griego: 75 metros del friso, 15 metopas y 17 figuras de frontones. Desde 1939, estos mármoles se exponen en el British Museum de Londres, ubicación que lleva reconsiderándose varios años, y que ahora recibe presiones por parte de las altas esferas británicas. En el pasado mes de octubre, fue un comité de la Unesco el encargado de instar al patronato del museo londinense de reconsiderar que aún exponga estas piezas, así como de proponerles negociaciones con las autoridades griegas para contemplar una devolución. Ahora, estas peticiones se han producido por parte de un grupo de parlamentarios británicos, que se han manifestado a favor de que estos tesoros griegos sean retirados del Museo Británico.

“Pongamos tesoros internacionales en aviones cuidadosamente fletados en lugar de refugiados desesperados”, manifestó el laborista Siami Chakrabarti, en referencia a la nueva medida de política migratoria de Boris Johnson, que contempla el traslado de inmigrantes indocumentados solicitantes de asilo a Ruanda. “No podría haber un mejor momento para que los mármoles se reúnan en su hogar ateniense”, añadió. De esta manera, mientras una serie de manifestantes conmemoran el 13º aniversario de la apertura del museo de Atenas y reclaman esta devolución, cada vez más políticos son los que se unen a expresar su apoyo a la repatriación de los mármoles.

Ha sido el caso, asimismo, y según informa “The Guardian”, de Dave Doogan, diputado del Partido Nacional Escocés, quien asegura que “el Museo Británico debe hacer lo correcto y devolver estas piezas a su legítimo hogar en Grecia. No hacerlo es un insulto para ese país y su pueblo”. Por su parte, el laborista Lord Dubs insiste en que “necesitamos explicar por qué la devolución de los mármoles sería excepcional y no sentaría un precedente para las demandas de devolución de cientos de obras de arte en todo el mundo”.

El patrimonio expoliado

De la gran colección de artilugios griegos que dispone el Museo Británico -más de 100.000 piezas-, se expone poco más del 6%. De hecho, apunta “The Guardian”, la mitad de piezas decorativas que alguna vez adornaron el Partenón se encuentran ahora en Londres. Con esto, Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego, ha reiterado en varias ocasiones la necesidad de “volver a unir monumentos emblemáticos inextricablemente vinculados con la identidad de la nación”.

Frisos del Partenón en el Museo Británico
Frisos del Partenón en el Museo Británico larazon

Estas peticiones coinciden con una reciente oleada de devolución de patrimonio expoliado durante periodos de ocupación. Un movimiento que somete a examen algunas de las grandes colecciones museísticas más relevantes del mundo, y que ha implicado principalmente a países africanos. Ante esto, el British Museum sigue apoyándose en que el traslado de estos mármoles fue realizado después de que el conde Elgin firmase un común acuerdo entre ambos países.

Asimismo, justifican que la ubicación de estas piezas en Gran Bretaña significa una forma de contar la historia de Atenas mediante dos vías: “Los fideicomisarios creen firmemente en que hay una ventaja positiva y un beneficio público en dividir las esculturas entre dos grandes museos, cada uno contando una historia complementaria pero diferente”, detalla el museo londinense en su página web.