Cultura

Disney censura el afecto entre personas del mismo sexo, según empleados de Pixar

A través de un comunicado, los trabajadores denuncian que la compañía exige “que se eliminen casi todos los momentos de afecto abiertamente gay”

Edificio de Pixar Studios
Edificio de Pixar Studios

En sus declaraciones públicas, The Walt Disney Company se suele posicionar junto a la comunidad LGBTQ+ en señal de apoyo. No obstante, y según recogen medios de comunicación estadounidenses, también financia a quienes pretenden impulsar el proyecto de ley “Don’t say gay”, cuyo objetivo general es el de prohibir que se hable sobre diversidad sexual en los colegios de Florida. En este sentido, “Variety” se ha hecho eco de un comunicado emitido por parte de empleados de Pixar, quienes alegan que los ejecutivos corporativos de la compañía exigen “que se eliminen casi todos los momentos de afecto abiertamente gay” de sus historias.

El CEO de Disney, Bob Chapek, enviaba a los empleados este lunes un comunicado en el que respondía a las críticas respecto al apoyo de la compañía hacia el proyecto de ley “Don’t say gay”: “Nuestra empresa tiene un largo historial de apoyo a la comunidad LGBTQ+. Quiero ser muy claro: yo y todo el equipo apoyamos inequívocamente a nuestros empleados LGBTQ+, sus familias y sus comunidades. Y estamos comprometidos a crear una empresa y un mundo más inclusivos”.

No obstante, estas palabras no concuerdan con lo emitido ahora por los empleados: “Nosotros en Pixar hemos sido testigos personalmente de hermosas historias, llenas de diversos personajes, que regresan de las revisiones corporativas de Disney reducidas a migajas de lo que alguna vez fueron. Casi todos los momentos de afecto abiertamente gay se cortan a instancias de Disney, independientemente de cuando haya protestas tanto de los equipos creativos como del liderazgo ejecutivo de Pixar”.

Hasta ahora, Pixar ha incluido pocas intervenciones de personajes LGBTQ+ en sus películas, destacando “Onward” (2020), así como el cortometraje “Out”, sobre un hombre homosexual que lucha por expresarse libremente sobre su sexualidad con sus padres. De esta manera, y según recoge “Variety”, el reclamo de esta censura por parte de los empleados de Pixar se centra principalmente en el ex director ejecutivo Robert Iger, así como exigen que Disney retire todo apoyo financiero al proyecto “Don’t say gay” y “tome una posición pública decisiva” contra ello. “Incluso si crear contenido LGBTQ+ fuera la respuesta para corregir la legislación discriminatoria en el mundo, se nos prohíbe crearlo. Requerimos acción”, reclaman.