MENÚ
domingo 25 agosto 2019
23:07
Actualizado

Entrevista a Curro Cañete: «Cuando alguien sabe a dónde va, todos se apartan»

Dice que si cambia la percepción interna también cambiamos lo que vemos; en «El poder de confiar en ti» intenta servir de ayuda para ponerle freno a nuestros pensamientos limitantes

  • Curro Cañete / Foto : David Jar
    Curro Cañete / Foto : David Jar

Tiempo de lectura 4 min.

09 de julio de 2019. 03:56h

Comentada
C.S. Macías 9/7/2019

ETIQUETAS

Como dijo Jung, está convencido de que «una vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir». Advierte de que nos distraemos demasiado del camino de ser feliz, que escribir le ayudó y el ayuda con «El poder de confiar en ti» (Planeta). Cree que «la felicidad no tiene techo» y que deberíamos invertir más en crecimiento personal.

–Habla de «El poder de confiar en ti». ¿Todo el mundo tiene ese súper poder?

–Todo el mundo. No solo lo tenemos, sino que es más grande de lo que pensamos. Cuando te haces consciente de ello, tu vida empieza a mejorar, porque te quitas muchas limitaciones mentales que a veces creemos que nos las ponen otros; pero nos las ponemos nosotros mismos.

–¿Qué hacer cuando otros te han convencido de que no vales?

–No hacer ningún acaso, porque esa persona que lo dice está confundida y no sabe lo que dice.

–A menudo vamos en contra de nosotros? ¿Nos autosaboteamos?

–Sí, podemos ser nuestro peor enemigo. Para eso es muy importante darse cuenta y cuidar el diálogo interior. Propongo que siempre que nos demos cuenta de ello nos digamos algo agradable y transformarlo por lo contrario.

–«Todo lo de fuera es una proyección de lo que tenemos dentro». ¿Eso cómo es?

–Es así porque tú estás interpretando la realidad, todo lo que ves es también lo que estás sintiendo, observando, una realidad diferente. Si cambias la percepción interna, también cambia lo que percibes. Hay gente que piensa que unas personas son amables y otros que son lo peor. Ambas tienen la razón, pero cada uno posee una percepción diferente. Yo recomiendo ver que la gente es amable y así encontrarás amabilidad.

–¿Muchas enfermedades vienen por negarse a hacer lo que queremos?

–Sí, uno mismo puede experimentar eso cuando se obliga a hacer lo que no desea. Si te obligas, estás olvidando lo que necesitas. Muchas de las enfermedades son psicosomáticas.

–¿Qué hacer cuando uno no sabe lo que quiere?

–Tu voz interior siempre sabe lo que quiere, otra cosa es que tengas estrés, intranquilidad y no sepas conectarte con tu sabiduría interior. Siempre recomiendo relajarse, poner el móvil en modo avión, una música suave y hacerte la pregunta que necesites una vez que estés tranquilo; tu interior te dará la respuesta.

–Habla de la psicología del instante presente. ¿Qué es?

–Es todo lo que tenemos. Insisto siempre en que no importa lo que pasó ayer, sino lo que hagas, vivas y sientas a partir de hoy. Entrenando el cerebro se acaba con mucho sufrimiento. Hay gente que se queda enganchado a algo que ya pasó. No importa si incluso rompiste una relación... Se puede vivir esa tristeza, pero hay que pasar a otra cosa, porque esta aventura que es la vida pasará muy rápido.

–¿Proponerse ser feliz es un acto de generosidad?

–Pienso que el mayor regalo que le estoy haciendo a mi madre es ser feliz y viéndome feliz, ella lo es y me lo hace a mí. Cuando eres feliz, no les deseas nada malo a nadie.

–Dice que hay maestros escondidos en los más duros disfraces... ¿Cuáles son?

–Todos los disfraces. Te puedes encontrar a alguien en la calle que al que le puedes mirar por encima del hombro y sin embargo esa persona te puede estar enseñando algo muy valioso. Las personas que nos encontramos son como ángeles, de todos aprendemos, con todo evolucionamos.

–Asegura que muchos viven dormidos. ¿Cómo despertar sin que la nave se estrelle contra el suelo?

–(Risas). Abriendo los ojos y saliendo de la tela de araña en la que estamos atrapados. Darte cuenta de que eres el responsable de tu vida, no echando las culpas a nadie por nada y hacerte cargo de tu propia realidad. Ir de objetivo en objetivo, centrándote en lo que quieres.

–Destaca que muchas de las cosas que nos han sucedido es por lo que hemos pensado. ¿Nuestros pensamientos gobiernan demasiado?

–Gobiernan demasiado y siempre van a influir. Al cambiar nuestra manera de pensar se puede cambiar nuestra vida. Por ello recomiendo pensar en positivo.

–Si uno no cree en sí mismo, ¿puede convencer al resto de que vale?

–Cuando un ser humano sabe a dónde va, todo el mundo se aparta. La seguridad en uno mismo se transmite, es una cosa energética.

Últimas noticias