Cultura

Lenguaje

Los siete insultos más antiguos del español

Algunas palabras llevan en la sociedad varios siglos con unos variopintos

Diccionario de la Real Academia Española (RAE)
Diccionario de la Real Academia Española (RAE) larazon

Utilizamos cientos de palabras cada día en nuestra vida. Algunas, incluso, las repetimos hasta la saciedad debido a distintos factores que pueden desencadenar todo tipo de gracias o burlas hacia alguien.

A las palabras, además, también solemos recurrir en ciertas ocasiones mientras dormimos. Algunas personas son tan habladores que incluso descansando hablan comunicándose con el exterior hasta el punto de llegar a ser una molestia para alguien que trate de dormir a su lado.

Así las cosas, hablar y saber expresarse es una de las mayores características con las que cuenta el ser humano. El lenguaje, así, se ha convertido en un gran factor determinante con el resto de los animales del planeta, algo que además ha evolucionado con el paso de los siglos.

A medida que los humanos conseguían desarrollar sus cerebros se iban creando nuevas palabras para definir objetos o momentos para así poder interactuar. Todo ello llevó a crear idiomas en distintas sociedades que fueron recogidos con reglas para ordenar todas las palabras y sus formas de hablar en diccionarios.

En el caso del español cuya normativa la controla la Real Academia de la Lengua (RAE) se recopila todo en su diccionario. Este, además, cuenta con más de tres siglos a las espaldas respaldando el que es en la actualidad uno de los idiomas más importantes del planeta.

Según los últimos datos del Instituto Cervantes, en la actualidad, alrededor de 585 millones de personas en todo el mundo hablan español. La misma institución, incluso, ha previsto en sus informes más recientes acerca del futuro del español que esta cifra de hispanohablantes puede aumentar exponencialmente hasta alcanzar su cénit en 2068 con hasta 724 millones de hablantes en todo el planeta.

Además, en datos mundiales el español se encuentra en la cuarta posición en idiomas más hablados en el planeta. Este es tras el inglés, el chino mandarín y el hindi la lengua mayoritaria en España y Sudamérica que destaca por encima de muchos otros. Incluso, si solamente se tomaran en cuenta las lenguas maternas conocidas la posición del español aumentaría hasta el segundo de la lista de las idiomas mundiales.

Gracias a la gran presencia en todo el mundo y los siglos de historia del español muchas palabras han conseguido perdurar. Algunas, incluso, son parte de uno mismo algo que en reiteradas ocasiones se puede observar con los insultos.

Los siete insultos longevos

Gran cantidad de extranjeros que quieren conocer el español destacan la gran cantidad de palabras malsonantes que los hispanohablantes utilizan. Pese a que suelen utilizarse de forma peyorativa en algunos casos tambien pueden llegar a ser motes cariñosos o simplemente expresiones del día a día. Por este motivo, a continuación repasamos los siete insultos más antiguos del español que, incluso, siguen siendo utilizados.

- Carcunda: este mote para designar a los absolutistas en las luchas políticas portuguesas significa ser una persona de “ideas o actitudes retrógradas”. Así, se le ha asignado normalmente a aquellos más conservadores, algo que todavía hoy perdura.

- Fantoche: “muñeco grotesco frecuentemente movido por medio de hilos” es su definición oficial aunque ha sido utilizado a lo largo de los siglos por muchos para faltar el respeto.

- Casquivano: otro insulto con solera en español hace referencia a aquellos irreflexivos. Además, tambien puede utilizarse para definir a alguien que “no tiene formalidad en sus relaciones sexuales”, algo que era un insulto en algunas épocas.

- Verriondo: posiblemente uno de los menos conocidos de la lista pero con una de las definiciones más curiosas. Este mote trata de hacer una analogía con “un animal, especialmente de un cerdo: Que está en celo”.

- Petimetre: aquellas personas que solamente siguen las modas ocupándose de ellos mismo suelen ser definidos con esta palabra que cuenta con siglos de historia.

- Zurumbático: con total seguridad se trata de la palabra más extraña de la lista. Según las RAE, los definidos con este adjetivo significan “lelos, pasmado, aturdido” por lo que se convierte en un insulto perfecto gracias a su melodía.

- Lechuguino: la última palabra de la lista hace referencia a aquellos hombres jóvenes e imberbes que tratan de seducir mujeres ya adultas tratando de aparentar una mayor edad.