MENÚ
domingo 26 mayo 2019
04:24
Actualizado

"María, reina de Escocia": E Isabel, monarca de Inglaterra

Una excelente y enérgica Saoirse Ronan interpreta a María Estuardo, reina de Francia a los 16 años y viuda con 18 de un marido con el que no yació. Se niega a volver a casarse, por lo que es obligada a abdicar

  • Saoirse Ronan, caracterizada como María Estuardo en una escena del filme de Josie Rourke
    Saoirse Ronan, caracterizada como María Estuardo en una escena del filme de Josie Rourke

Tiempo de lectura 4 min.

08 de febrero de 2019. 03:50h

Comentada
Carmen L. Lobo.  8/2/2019

ETIQUETAS

Dirección: Josie Rourke. Guión: Beau Willimon (Biografía: John Guy). Intérpretes: Saorise Ronan, Margot Robbie, Guy Pearce. Reino Unido, 2018. Duración: 124 min. Drama histórico.

«María, reina de Escocia»...Y de Inglaterra. Era al menos el deseo y la ambición de aquella mujer católica «y papista», como despectivamente la llamaban los protestantes y que tuvo una vida tremenda y complicada. Y que deseaba solamente unificar el país. Pero enfrente estaba Isabel. María Estuardo (una excelente y enérgica Saoirse Ronan), reina de Francia a los 16 años y viuda con 18 de un marido con el que no yació, se niega a volver a casarse, por lo que es obligada a abdicar. Y decide, así comienza precisamente la opera prima de Josie Rourke, regresar a su Escocia natal para reclamar el trono, al que tiene legítimo derecho. Pero enfrente, repito, estaba Isabel. Isabel I de Inglaterra (Margot Robbie, una buena «partenaire» para Ronan), que intentará hacer prevalecer los suyos. Dirige una mujer, y, por encima del peso que una corona conlleva, de los pasadizos enfangados donde se entablan las luchas por el poder, de las rebeliones siniestras y las conjuras, la película se apuntala en las existencias de dos mujeres fuertes y poderosas sometidas a una sociedad gobernada con mano férrea por los hombres. Políticos, religiosos, padres, hermanos. Por ellos. Un par de jóvenes independientes que se admiran y se odian con idéntica intensidad. La una, aquejada de una viruela que la deformó aunque quisiera disimularlo bajo espesas capas de maquillaje blanco, jamás contrajo matrimonio aunque amó a un lord de palacio al que le pidió el mayor de los sacrificios. La otra, finalmente emparejada a un homosexual reprimido y alcohólico, a un cobarde traidor. Basada en la biografía de John Guy, se trata de un filme británico, de ahí que el poderoso aparataje estético que le da ese aire de cine histórico con clase no nos resulte extraño, aunque, amén de los bellos, fríos y verdes paisajes, de las aguas oscuras del mar tan premonitorias, los interiores palaciegos de piedra y frío que tantos comentarios en voz baja y traiciones conocieron, subyugan especialmente por su asfixiante verismo. Y, sin embargo, repetimos que por encima de todo, he aquí las terribles vidas paralelas de dos primas que se quisieron como hermanas aunque sabían que la relación entre ambas estaba llamada al vacío y la muerte. Sí, finalmente, Isabel le arrebató la vida a María, no se trata de un spoiler, está en los libros de Historia. En ese sentido, uno de los mayores aciertos de la cinta (frente a los puntos débiles; así, a veces pierde ritmo y se enfría como los lugares en los que transcurre) radica en las escenas casi finales que comparten entre delicadas y laberínticas telas mientras se observan e intentan averiguar por qué el destino ya está escrito para ambas. Y a ninguna quizá les hará justicia.

LO MEJOR

Una excelente y enérgica Saoirse Ronan que ha sabido cómo afrontar tan complejo, atractivo y atormentado personaje

LO PEOR

Es una pena que al centrarse en las vidas de dos mujeres tan apasionantes y complejas, a veces el filme resulte demasiado frío

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs