Putin promete guerra por la sanción de la Agencia Mundial Antidopaje

El presidente asegura que el castigó «viola la Carta Olímpica» y que una medida así «no puede ser colectiva»

A monument dedicated to Russian President Vladimir�Putin is seen at the Zil ski base in Kyrgyzstan
Estatua erigida en Kirguistán en honor de Vladimir PutinVLADIMIR PIROGOVReuters

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, tiene claro que su país recurrirá la sanción de cuatro años sin competir impuesta por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) porque viola «la Carta Olímpica» y también aseguró que un castigo así «no puede ser colectivo». El país no podrá competir en los grandes eventos internacionales de los próximos cuatro años por manipular las pruebas antidopaje, lo que significa que, salvo que la apelación fructifique, no podría competir ni en los Juegos de Verano de Tokio del año 2020 ni en los de Invierno de 2022 en Pekín, ni en el Mundial de Fútbol de Catar de ese mismo año.

Pero Putin cree que cuentan con argumentos sólidos para que la apelación salga adelante, ya que en el informe de la AMA no había quejas dirigidas directamente al Comité Olímpico Ruso. «Y si no las hay, entonces el país debería competir bajo su bandera nacional», afirmó. «Está escrito en el Carta Olímpica y eso significa que, en ese sentido, la decisión de la AMA violó la Carta Olímpica. Tenemos todas las bases para apelar», añadió el dirigente. También recordó que «cualquier castigo debería ser individual y debería vincularse a lo que se ha hecho ya sea por una persona o por otra». «Un castigo no puede ser colectivo y aplicarse a personas que no tienen nada que ver con ciertas infracciones», aseveró. «Si alguien toma una decisión así sobre un castigo colectivo, creo que existen todos los fundamentos para suponer que la base de tales decisiones no se preocupa sobre la pureza del deporte internacional, sino de consideraciones políticas las cuales no tienen nada que ver con el interés deportivo o el Movimiento Olímpico», sentenció Putin.

El presidente encontró el apoyo de una de las mayores leyendas del deporte ruso este siglo. Yelena Isinbáyeva, doble campeona olímpica de salto con pértiga y Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2009, calificó las sanciones a Rusia como «asesinas». «Se trata de sanciones extremadamente crueles, injustas, atroces y asesinas"», escribió en su cuenta de Instagram. La exatleta aseveró que «nadie esperaba un veredicto favorable» debido a la opinión generada por los medios de prensa. Isinbáyeva afirmó que le costaba trabajo comprender cómo se pueden defender los derechos de los deportistas limpios de dopaje obligándoles a competir bajo bandera neutral.