El plan de McLaren y Carlos Sainz para la Fórmula 1 de 2020

La escudería presentó ayer el coche para la nueva temporada

El año 2019 acabó de la mejor manera posible para McLaren, al menos si tenemos en cuenta el «infierno» y desastre del que venía después de unos años caóticos sin poder dar a Honda un coche en condiciones y viceversa con responsabilidades repartidas prácticamente al 50%. El año acabó como cuarto mejor equipo, sumó un buen número de puntos que significaron más fondos para la «caja» y las buenas actuaciones recuperaron la confianza de los patrocinadores, que habían dejado el coche «pelado» y con las finanzas maltrechas. Al menos en la división de Formula 1.

La estructura británica presentó el monoplaza de 2020 y lo hizo con el objetivo de no afrontar la campaña como un año de transición a la espera del importante cambio reglamentario de 2021, sino con la intención de luchar por subir al podio. Se trata del primer coche diseñado (y con tiempo suficiente) por James Key, el discípulo aventajado de Adrian Newey (el creador de los innovadores Red Bull que ahora también ganan carreras con la unidad de potencia de Honda…) y se espera que vuelva a ser un chasis competitivo. Será también el último año de Renault como suministrador de motores, ya que el próximo año McLaren volverá a los bloques Mercedes. El acto de presentación, sencillo y emitido en directo por «streamig», se realizó en las instalaciones del equipo en Woking y mostró un coche con novedades en las partes más importantes del monoplaza, sobre todo en lo referente a la zona posterior que resulta muy innovadora. Otra cosa es que funcione bien a partir del próximo miércoles en el arranque de la pretemporada en el circuito de Cataluña. El MCL35, como se denomina el monoplaza de 2020, también presenta nuevos patrocinadores, sobre todo el principal, British American Tobacco, una de las compañías tabaqueras más fuertes del mundo que quiere «promocionar» sus productos de vapeo para volver a esta competición como hace Phillips Morris (Marlboro) con sus cigarrillos electrónicos en Ferrari.

El madrileño Carlos Sainz vuelve a ser el piloto titular junto a Lando Norris: «Me gusta mucho el coche, creo que el nuevo acabado en mate y todo el trabajo que se ha hecho en él, hace que sea más bonito y parece más ajustado, se ve más esbelto, mejor», afirmó. Sobre su compañero dijo que «hemos logrado desarrollar una buena relación entre nosotros y también una buena relación de trabajo entre todo el equipo. Han sido muchas horas y hay mucho trabajo detrás de este coche, y tengo la sensación de que todo sale mejor si trabajas como equipo. Tuvimos buenos momentos el año pasado y queremos darle continuidad este año», comentó. El máximo responsable, Zak Brown, aseguró tener ganas de ver en pista el nuevo monoplaza: «Siempre es bonito ver empezar la temporada y comprobar que el trabajo de centenares de trabajadores estar ya listo. Y doy crédito a nuestros dos pilotos, McLaren es un gran equipo» señaló.