Fútbol

Puños fuera: El Madrid y Vini se comen al Barça

La Liga Santander - Real Madrid v Barcelona
JUAN MEDINAReuters

El Clásico no defraudó. El Barça llegaba líder después de los dos últimos tropiezos blancos ante Celta y Levante y en la previa era obligado recordar un dato: el Madrid llevaba sin ganar un Clásico de Liga en el Bernabéu desde el 25 de octubre de 2014. Pero un aluvión de fútbol en el segundo tiempo y el tanto de Vinicius le han dado la vuelta a todo esto. El Real Madrid recupera el liderato.

Jordi Alba debió ser expulsado

En el primer tiempo los dos equipos tuvieron ocasiones: dos muy claras de Messi y de Arthur y en ambas Courtois estuvo soberbio. El equipo de Zidane no encontró rematadores ni supo aprovechar las incursiones de Marcelo y Vinicius. Generó peligro, pero falló en el último pase en los metros finales en los que se deciden los duelos tan igualados. El meta belga sostuvo al equipo junto a un Fede Valverde cada vez más asentado y las arrancadas de Vinicius, que explotaría luego. Ah, y lo de siempre. Jordi Alba debió ser expulsado por segunda amarilla tras una entrada a Valverde. Ahora se me viene a la mente que en la última década el Madrid sí se ha quedado con diez en numerosas ocasiones, aunque está visto que es difícil que eso ocurra al revés.

Tormenta blanca y liderato

El Real Madrid salió a morder, con otra marcha en el segundo tiempo y en el duelo de porteros apareció Ter Stegen con una mano salvadora a disparo de Isco que iba a la escuadra. En ese paso adelante madridista, Piqué salvó otro remate de Isco en la línea y Benzema también pudo marcar. El aluvión blanco se convirtió en tormenta y Vinicius encontró el premio que se merecían tanto el equipo blanco como el chaval. Vinicius, te lo estás ganando a pulso. Y para rematar la noche feliz, Mariano sentenció el 2-0. Brutal colofón al Clásico. Baño al Barça y líderes.