Carlos Sainz, del caos de hoy a la crisis de mañana

El piloto español, después de quedarse sin correr, aterrizará en Ferrari, un equipo que esta temporada está ofreciendo su peor cara. Desde que se descubrió su «trampa» en los motores, los italianos no han vuelto a brillar

Carlos Sainz sale de su coche en Spa
Carlos Sainz sale de su coche en SpaLa RazónLa Razón

Carlos Sainz vivió un domingo nefasto en Spa-Francorchamps. El piloto de McLaren sufrió una avería en el motor Renault de su monoplaza cuando se dirigía a la parrilla de salida. Un problema en un cilindro dañó gravemente la Unidad de Potencia y no pudo hacer más que regresar a boxes, bajarse del coche y ver la carrera por la tele. Lo peor, pensando en el medio plazo, vino después. Fue testigo del pobre rendimiento de los Ferrari en pista, su próximo equipo, al que llegará en 2021 inmerso en una de las peores crisis de su historia. Los monoplazas rojos cruzaron la meta en décimo tercera y décimo cuarta posición y la imagen que ofrecieron, en otros tiempos, hubiera provocado un tsunami de despidos, portadas escandalosas de periódicos italianos y una presión mediática insufrible para los responsables. Pero de momento reina la calma porque hace tiempo que en Maranello saben que lo de ayer podía ocurrir. En febrero la Federación Internacional de Automóvil, FIA, hizo público un comunicado en el que anunciaba que había llegado a un acuerdo con Ferrari para modificar algunos aspectos del funcionamiento de su motor porque no se ajustaba a la norma. Los rivales protestaron porque no hubo sanción ni más explicaciones.

Meses después la escudería italiana todavía no ha podido recuperar la potencia perdida, ya que hacían «algo» con el flujo de combustible en determinados momentos que les hacía ganar entre 50 y 70 caballos. Así las cosas, en el Gran Premio de Bélgica, los coches rojos sufrieron para pasar a la Q2 y en carrera pelearon con rivales como Alfa Romeo y Haas, que llevan sus mismos motores, pero ofrecieron un rendimiento aerodinámico mejor. Ni siquiera pudieron ganar a los AlphaTauri, el equipo B de Red Bull que hasta hace 12 años eran los antiguos Minardi. Al Ferrari le falta potencia y velocidad y eso provoca que no pueda tener mayor agarre aerodinámico. La imagen que dieron tardará en olvidarse porque Ferrari es una cuestión de estado en Italia.

Proyecto 2022

Carlos Sainz llegará a Maranello en 2021 como parte importante de un nuevo proyecto que tendrá como objetivo empezar bien la temporada 2022, sí, dentro de dos años, la temporada en la que toda cambia a nivel técnico y que requiere de mucho trabajo si Ferrari quiere regresar a lo más alto del podio. Nadie duda de que en Maranello trabajarán a fondo para conseguir tener el mejor motor (legal) y, además, ha conseguido conservar su derecho a veto en la Fórmula Uno, una cuestión política en la que Ferrari siempre supo moverse para salir beneficiada la mayoría de las veces. Vettel está ya «fuera» de la Scuderia mentalmente y Leclerc hace sobreesfuerzos para intentar clasificar el coche lo más alto posible. Quizás sea en momentos así cuando hay que recordar y valorar las actuaciones de Alonso con un coche que estaba muy lejos de sus rivales. No había más que ver cómo rendían Massa o Raikkonen con un monoplaza similar.