El jugador que no quiso el Atlético y por el que el Liverpool ha pagado 45 millones de euros

El Atlético pagó ocho millones por él, pero nunca llegó a debutar

Diogo Jota es uno de esos fichajes del Atlético que nunca llegaron a debutar. Avalado por su representante, el omnipresente Jorge Mendes, el portugués fichó por el Atlético en el verano de 2016 procedente del Paços Ferreira, al que pagó ocho millones de euros.

Nunca tuvo un hueco en la plantilla y ese mismo verano se marchó cedido al Oporto. En Portugal había mercado para él. Después el Atlético lo vendió por 12 millones al Wolverhampton, el equipo al que alimenta de jugadores Jorge Mendes. Y ahora, el Wolverhampton lo traspasa al campeón inglés y campeón de Europa hace dos temporadas por 45 millones de euros.