UFC: ¿Por qué llaman el guapo al español Juan Espino?

El español ha luchado esta noche en su regreso a la competición

La UFC es la franquicia más conocida y globar de las artes marciales, con seguimiento y fans por todo el mundo. Su capacidad de atracción va en aumento y sus luchadores se convierten en fenómenos globales. Uno de ellos es Juan Espino, que esta noche ha vuelto a competir tras dos años sin poder hacerlo por una lesión en la mano que le obligó a operarse tres veces.

Juan es gran canario y su apodo es El Guapo. En una entrevista en Gq, explicaba por qué le llaman así:

“(Los apodos) es algo muy tradicional en los deportes de lucha”, decía. “Por ejemplo, en Canarias, en la lucha canaria, donde empecé, a los luchadores se les llama “pollitos”: “pollito de la frontera”, “pollito de no sé qué”, “pollito de no sé cuanto”… Es hasta honrado que te digan “pollito”. Luego tuve otro apodo. Cuando fui a Senegal, allí a los luchadores les llaman “leones”. Así que si “León de Dakar”, si “león de yo qué sé…”. A mí me llamaron el León Blanco. Y lo de El Guapo fue por dos motivo", seguía contando.

“Primero porque también hubo un momento en mi vida en que me empezaron a cambiar bastante las cosas y el tema de arreglarme un poco mejor, de vestirme un poco mejor, me daba confianza en mí mismo. Esa seguridad se extrapolaba a todos los ámbitos de la vida. No solo a la hora de una entrevista, sino también a la hora de la pelea, a la hora de entrenar, a la hora de cualquier asunto. Como me arreglaba un poco, siempre tardaba algo más que los demás en el gimnasio ues porque me ponía algo en el pelo o cualquier cosa", decía el luchador español.

“Allí lo normal es salir corriendo. Pero yo no, yo siempre me entretenía un poco más. Así que siempre decían: “¿Quién falta?”. “Pues ¿quién va a ser?, el guapo, que está arreglándose” y se me quedó”

No es la única razón: "En América Latina “guapo” tiene otras connotaciones. ¿Esa canción de Pedro Navaja? Cuando dice “el tumbao que tienen los guapos al caminar”… No se está refiriendo a que Pedro Navaja fuera bonito, sino que lo que quiere decir es que era un valiente.