El derroche de Guardiola: 239 millones de euros gastados en centrales

El fichaje del portugués Rúben Dias, por 68 millones, un nuevo intento por conseguir una defensa fiable en el City

Pep Guardiola llegó al Manchester City en 2016 y, desde entonces, uno de sus principales objetivos ha sido conseguir una defensa fiable que pudiera estar al nivel del enorme potencial del equipo en el centro del campo y la delantera. De momento, su misión sigue incompleta y a medio hacer. Cuatro años después y con 239 millones de euros gastados, Guardiola, que llegó a utilizar al mediocentro brasileño Fernandinho en la zaga, continúa buscando una pareja de centrales de la que se pueda fiar.

En nuevo intento por reforzar esa posición, el Manchester City ha fichado por 68 millones de euros más tres en variables al portugués Rúben Dias, del Benfica. Lo bueno de estas operaciones con el club lisboeta es que al ser una Sociedad Anónima Deportiva, el Benfica tiene la obligación de comunicárselas a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) y las cifras se hacen públicas.

La venta de Rúben Dias, de 23 años, es la segunda mayor en la historia del Benfica, solo superada por los 126 millones de euros que el Atlético de Madrid pagó por João Félix.

Rúben Dias es el segundo central que ficha el City esta temporada y el más caro de todos los que ha incorporado desde que llegó Guardiola. Hasta ahora, ese cartel lo llevaba el francés Aymeric Laporte, contratado cuando estaba a punto de cerrar el mercado de inverno de 2018 por los 65 millones de euros que figuraban en su cláusula de rescisión con el Athletic Club.

Una temporada antes, en la primera de Guardiola en el banquillo del Etihad, el City pagó 55,6 millones al Everton por John Stones, que nunca ha demostrado ser un central fiable ni ha alcanzado el nivel que exige un club que aspira a ganar la Liga de Campeones.

Esta temporada, antes que Rúben Dias llegó al City el neerlandés Nathan Aké, fichado del Bournemouth por 45,30 millones de euros. En la goleada que sufrió este domingo en casa por 2-5 contra el Leicester, la pareja de Aké en el centro de la defensa fue el español Eric García, de 19 años, fichado en julio de 2017, cuando jugaba en el cadete del Barcelona, por 1,7 millones.

En el tiempo que lleva Guardiola en el City también se han incorporado otros tres centrales, de corto recorrido en el club y de los que solo uno, Philippe Sandler, se ha hecho un hueco, de momento, en la plantilla de esta temporada. Pablo Marí llegó el mismo año que Guardiola por 200 mil euros, procedente del Nàstic de Tarragona. Fue inmediatamente cedido al Girona y después al NAC Breda y al Deportivo. Traspasado en 2019 al Flamengo, con el ganó la Copa Libertadores siendo titular indiscutible, ahora pertenece al Arsenal.

En 2018 fichó por 1,4 millones al japonés Ko Itakura, del Kawasaki Frontale. Desde entonces está cedido en el Groningen, de Países Bajos. También en 2018 se incorporó el neerlandés Philippe Sandler, por el que pagó 2,5 millones de euros al PEC Zwolle. Cedido al Anderlecht belga la temporada pasada, esta campaña sigue, por el momento, en el City. Con la llegada de Rúben Dias, una nueva cesión podría presentarse en su horizonte.