La decisión de Adama Traoré: Lo han convocado España y Malí

El futbolista, que ha sido convocado en dos ocasiones por la Roja pero no ha conseguido debutar, tiene que elegir. En algún caso aún podría cambiar de selección

Adama Traoré nació en Hospitalet, hijo de padres malíes. Se formó en la cantera del Barcelona y ha jugado en las categorías inferiores de la selección, pero aún no es completamente español futbolísticamente. Ha sido convocado en dos ocasiones, pero no ha llegado a debutar. Una lesión le impidió acudir a la llamada de Robert Moreno, el primer técnico que contó con él para la Roja. Luis Enrique volvió a contar con él en su primera convocatoria tras el regreso a la selección, pero esta vez fue el covid-19 el que le impidió jugar. Dio positivo y se perdió el partido contra Alemania. A pesar de que en los análisis posteriores dio negativo y se incorporó a los entrenamientos de la selección, tampoco pudo estrenarse por la cuarentena exigida por el protocolo de la UEFA.

Adama sigue siendo elegible para Malí, al disponer de la doble nacionalidad y la selección africana ha ejercido su derecho a convocarlo para los amistosos contra Ghana e Irán de las próximas semanas. Luis Enrique también ha insistido en su convocatoria, convencido de que hay pocos jugadores capaces de regatear como él. Y ahora Adama debe elegir. “Al final es el jugador el que tiene que decidir. Por lo que he podido hablar con él seguirá viniendo con España y nosotros, encantados. Si fuera lo contrario, ningún problema. Es muy importante respetar la decisión del jugador”, asegura el seleccionador español.

“Con Adama voy a tocar madera porque es la tercera convocatoria y por unas causas u otras no ha podido debutar. Espero que sea la definitiva y pueda incorporarse. Lleva años en la Premier a un gran nivel, con una progresión ascendente muy clara”, afirma Luis Enrique. “Es muy diferente a lo que tenemos, con una capacidad de desborde como nadie en Europa. Se puede complementar muy bien con lo que tenemos en la selección”, añade Luis Enrique.

El técnico español lo conoce. Estaba en el filial del Barcelona cuando él llegó al banquillo del primer equipo y ya había debutado con Tata Martino. Luis Enrique no contó con él, pero apreciaba sus cualidades y se lo llevó a una pretemporada con el Barcelona. Su evolución en la Premier con el Wolverhampton lo ha convencido de que puede ser un jugador importante para España. “Si adapto lo que veo en los Wolves a la selección hay cosas que me encantan”, dice. “Es capaz de regatear a uno, dos o tres jugadores. Eso genera superioridad en muchas partes del campo y ha mejorado mucho en el centro”, añade. Ahora sólo falta ver cómo encaja en la selección. “Hay que verlo en el equipo. La responsabilidad individual se convierte en responsabilidad colectiva. Nosotros intentamos desbordar a través del juego de equipo, de la elaboración y de crear superioridades, pero si tienes un jugador que puede desbordar te da mucha ventaja”, reconoce Luis Enrique.

Para Traoré la decisión que tome no tiene por qué ser vinculante. Sólo lo sería si juega con España en uno de los dos partidos oficiales de la Liga de Naciones, contra Suiza y Ucrania. Si disputara el amistoso contra Portugal o cualquiera de los dos partidos de Malí, los dos amistosos, aún tendría posibilidad de cambiar de selección.