El dilema de los porteros para Luis Enrique

De Gea es discutido en el Manchester United y Kepa ha perdido la confianza y la titularidad, pero el seleccionador sigue confiando en ellos

La portería es una de las grandes preocupaciones de Luis Enrique. De Gea y Kepa, que se han alternado en la titularidad en los últimos años, no atraviesan su mejor momento. Kepa ha perdido la titularidad en el Chelsea y la confianza de Frank Lampard, su entrenador. Y De Gea, que encajó seis goles del Tottenham el pasado domingo, es siempre discutido en el Manchester United en los últimos tiempos.

«No se puede separar el componente humano del componente profesional. He hablado con Kepa en septiembre y he hablado ahora con él y lo veo muy bien, muy maduro. Está muy entero, muy adaptado a vivir una situación que no es agradable, pero no se acaba el mundo», explica Luis Enrique. «Todos hemos pasado por alguna situación delicada. Es el momento para demostrar de qué pasta está hecho. Lo veo motivado, animando a sus compañeros, alegre. Siempre hay un lado positivo aunque la situación no sea muy agradable», añade el seleccionador.

«Me encuentro bien, fuerte, con confianza. Quizá no sea la situación soñada, pero durante la carrera del futbolista a veces nos toca vivir momentos así. Pero tengo confianza de darle la vuelta, de trabajar para cuando tenga la oportunidad de jugar y tratar de hacerlo lo mejor posible», asegura Kepa.

«Es un tiempo difícil para él, eso está claro. Yo lo sé y él también. Pero no hay que apresurarse a sacar esa conclusión. También debemos entender que Kepa es un chico joven y toda la atención que ha recaído sobre él ha sido injusta. Tengo que protegerlo porque sé que es un buen chico, que juega siempre con profesionalidad e intenta hacerlo lo mejor posible», aseguraba su entrenador, Frank Lampard, hace escasos días.

Kepa dejó de jugar después de su mal partido ante el Liverpool, en el que regaló un gol a Sané. La prensa inglesa lo atacó duramente y su técnico lo sustituyó primero por el veterano Willy Caballero, que tiene 39 años recién cumplidos, y la semana pasada fichó al portero del Rennes, Edouard Mendy, que ya ha debutado en la Premier.

«Todos los jugadores queremos jugar. Yo, también. No me planteo más allá del día a día, de centrarme en los partidos de la selección. En fútbol es muy difícil mirar al medio o largo plazo. Todos queremos ayudar, lo más importante ahora es la selección y mi foco está puesto en estos tres partidos», dice el guardameta internacional.

Hace un año, con Robert Moreno en el banquillo, Kepa era el portero de la selección y ahora lucha por recuperar el puesto en su equipo con la Eurocopa 2021 al fondo de la temporada. «La situación no es la misma que el año pasado. En la vida del futbolista hay altibajos, pero al final lo que está en mis manos es trabajar. He demostrado el nivel que tengo, confío en el nivel que tengo y lo seguiré demostrando. Es un momento para confiar en uno mismo», reconoce. «Sabemos que hay Eurocopa el verano que viene. A medio o largo plazo pueden cambiar las cosas. Quiero jugar, quiero estar en el campo y trabajaré para eso. Ojalá en la siguiente rueda de prensa estemos hablando de que estoy jugando», deseaba ayer el guardameta del Chelsea.

A Luis Enrique le preocupa la suplencia de Kepa en el Chelsea y le hará jugar en algún partido. Pero De Gea es su portero.