Adri Arnaus pone los pistones a pleno rendimiento

Primer día y coliderato español. Adri Arnaus ha arrancado con la pólvora bien cargada en este BMW PGA Championship y se ha puesto en lo más alto con un 66 que brilla sobremanera en su tarjeta

Mejor no le podrían haber ido las cosas a Adri Arnaus. Ronda impecable de juego, seis birdies y 66 golpes, ni un pero que ponerse. Quizá, la pena es no haberse alejado más en la tabla y haber ascendido en solitario, puesto que le acompañaban Tyrrell Hatton y Justin Harding. Pero nada que desmerezca su gran día.

Arnaus ha sido de los pocos tocados con la varita en este primer día; de hecho, solo él y tres jugadores más eran capaces de no cometer un solo bogey, lo que da más valor todavía a su actuación.

También hay que decir que el campo ha ayudado, que Wentworth ha estado del lado de los jugadores, porque otros cuatro jugadores han quedado a solo un golpe (Matthew Fitzpatrick, Shane Lowry, Eddie Pepperell y Gavin Green).

Más abajo encontramos a Aaron Rai, Justin Rose y Andrew Johnston (68); Ian Poulter y Matt Wallace (69); Lee Westwood y Bernd Wiesberger (70); Tommy Fleetwood y Richie Ramsay (71); Thomas Pieters (72); Renato Paratore (73), Nicolas Colsaerts (76) y a Haotong Li (82), totalmente desaparecido.

Respecto a los españoles, con un 71 concluyó Álvaro Quirós (-1) y con dos golpes más Pablo Larrazábal y Miguel Ángel Jiménez. Nacho Elvira finalizaba con 74 golpes, Adrián Otaegui con 75 y Jorge Campillo con 76.