Luis Enrique y la falta de gol: “¿Qué quieres, que hagamos el espagat?

España sufrió en España su tercera derrota desde que Del Bosque abandonó la selección en 2016, las tres con Luis Enrique en el banquillo

España vivió en Ucrania su tercera derrota desde que Vicente del Bosque abandonó la selección en 2016. Han pasado por el banquillo cuatro seleccionadores: Lopetegui, Hierro, Robert Moreno y Luis Enrique y las tres derrotas han llegado con el asturiano en el banquillo. Al seleccionador se le borró la sonrisa después de la derrota y recuperó el gesto duro de los malos momentos. “¿Qué quieres, que hagamos el espagat?”, respondía a una pregunta sobre la ausencia de gol en la selección española. Pero la pregunta no es una obsesión de la prensa. España ha marcado un gol en los tres partidos que ha jugado en esta convocatoria, el que le sirvió para ganar a Suiza en Valdebebas.

No es por falta de ocasiones. España disparó 21 veces, ocho de ellas entre los tres palos. Falta puntería o un especialista. “No tenemos un goleador”, reconoce Rodri. El centrocampista del City tuvo una de las ocasiones más claras de España en un disparo que pegó en la parte exterior del poste. Pero no era ésa su labor. “Arriba hay que ser más verticales e incisivos y tener más mala leche de cara a gol”, asegura Reguilón.

No sé el número de ocasiones que hemos tenido, pero estoy contento con lo que tengo, es un grupo de jugadores excepcional y hay que saber aceptar que hoy no ha querido entrar. Hay que mejorar en meter alguna de las ocasiones porque hemos sido infinitamente superiores al rival”, aseguraba el seleccionador. “Sigo teniendo la misma confianza en mi equipo”.

La derrota no va a hacer cambiar a Luis Enrique, que insiste en la idea que está tratando de implantar en la selección, un equipo dominador, que mande en el campo y que cree ocasiones. “El resultado no puede engañarnos ni confundirnos, al menos a mí no me confunde. Yo tengo la misma confianza en mi equipo”, asegura el seleccionador. “Estoy seguro de que el pánico y de lo que se puede generar con este resultado puede perjudicar al equipo”, añade.

El gol no llega y Luis Enrique insiste. “La idea está ahí. Es la misma. Así he empezado como entrenador y hay que evolucionar la idea, mejorar”, asegura. “El área de mejora está en todavía generar más”, añade. “Creo que hemos merecido otro resultado, pero el fútbol no premia las ocasiones de gol ni la posesión, el fútbol premia al que mete más goles”.

La ausencia de un especialista hizo que el seleccionador recurriera a Sergio Ramos, el máximo goleador de esta selección. “Al final del partido hemos metido a Sergio Ramos y hemos quitado uno de atrás. Pero en un área muy poblada es muy difícil rematar. El ansia de los jugadores es uno de los aspectos de mejora. Eso hace que todos quieran marcar. Necesitamos jugar con corazón, pero sobre todo con cabeza en esa fase del partido en la que vas por detrás. Estoy contento porque el equipo no se ha rendido en ningún momento”, asegura Luis Enrique.

El técnico asturiano no piensa en replantearse nada. Tampoco en buscar delanteros que no tiene o en recuperar a algunos de los que no han contado en las últimas convocatorias, como Iago Aspas y Paco Alcácer. “¿Con qué ojos va a mirar a estos jugadores?", le preguntan. “Con los dos que tengo, que son verdes”, responde. “Voy a mirar a todos los jugadores, siempre con cariño porque aprecio lo que hacen, pero estoy contento con los que tengo. Cogeré a los que vea que son mejores. No creo que ningún entrenador tire piedras contra su tejado”, reconoce.

El consuelo para el seleccionador es que España sigue siendo líder de grupo y tiene ventaja para llegar a la fase final de la Liga de las Naciones.