LeBron James va sobrado: lanza un triple, cuando el balón va por el aire se da la vuelta para celebrarlo y...

Los Lakers derrotaron con mucha solvencia a Houston Rockets (117-100)

LeBron James y su ritual antes del comienzo de los partidos. Después, los Lakers tumbaron a los Rockets (117-110)
LeBron James y su ritual antes del comienzo de los partidos. Después, los Lakers tumbaron a los Rockets (117-110)Troy TaorminaUSA TODAY Sports

Los Angeles Lakers, campeones actuales de la NBA, están marcando terreno en este comienzo del nuevo curso. En el último partido, derrotaron con cierta facilidad a los Houston Rockets (117-110), en otra gran actuación de LeBron James (26 puntos), que además dejó la canasta de la noche: recibió el balón en una esquina y lanzó un triple tras quitarse a un rival con un amago. El balón todavía estaba en el aire, pero la estrella angelina ya se dio la vuelta para celebrarlo con su banquillo, que estaba justo detrás. Fue canasta, claro, y mientras sus compañeros reservas se vuelven locos, LeBron regresa a su campo para defender el siguiente ataque de los Rockets.