Bale, el problema que Mourinho le devuelve al Madrid

El Tottenham no prorrogará su cesión y devolverá al galés al Madrid al final de temporada

José Mourinho apenas ha contado con Gareth Bale como titular.

18/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN
José Mourinho apenas ha contado con Gareth Bale como titular. 18/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAINMatt Dunham/PA Wire/dpa Matt Dunham/PA Wire/dpa

La cesión de Gareth Bale al Tottenham no está respondiendo a lo que se esperaba de ella, ni para el propio club inglés, ni para el Real Madrid, que ve cómo el futbolista gales apenas cuenta para José Mourinho y pasa más tiempo sentado en el banquillo o con problemas físicos que en el campo.

Según publica el diario The Times, el Tottenham no contempla prorrogar una temporada más la cesión de Bale y lo devolverá al Madrid al final de esta campaña. El pobre rendimiento del galés y su elevadísimo salario han llevado al equipo que entrena Mourinho a tomar esta decisión.

“Un año de cesión y regreso a Madrid”, declaró una fuente del Tottenham a The Times, que sostiene que la vuelta de Bale fue solo “un gesto para ayudar a uno de sus héroes del pasado”.

La pobre aportación de Bale contrasta con la buena campaña que está completando el Tottenham, que llegó a liderar la Premier y ahora se mantiene a seis puntos del primer puesto.

Las lesiones que se convirtieron en una constante en su última etapa en el Real Madrid no le han abandonado en el Tottenham, donde ya ha sufrido problemas en sus rodillas y en los gemelos que le han mantenido varias semanas de baja.

En lo que llevamos de temporada, Bale ha disputado solo 623 minutos con el Tottenham repartidos en 12 partidos, lo que da una media de 51,9 minutos por encuentro, y ha marcado tres goles. En Premier League solo ha jugado 160 minutos en cuatro partidos y en solo uno de ellos fue titular, pero no lo disputó completo. En la Europa League fue titular en las seis jornadas de la fase de grupos, pero en todos ellos fue sustituido (393 minutos). En la FA Cup su presencia se reduce a 25 minutos en un partido, mientras que en la Carabao Cup sólo ha jugado 45 minutos en un encuentro.