Las redes recuperan el caso de Fallon Fox para rebatir la ley de Montero: ¿Esto es igualdad?

La primera luchadora transgénero de la MMA generó una gran polémica al romper el cráneo a su rival, Tamikka Brents, en poco más de dos minutos

Numerosas mujeres deportistas creen que la "ley Trans" puede acabar con el deporte femenino
Numerosas mujeres deportistas creen que la "ley Trans" puede acabar con el deporte femeninoLa RazónLa Razón

La ley Trans anunciada por el Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero sigue generando una gran polémica dos semanas después de que se filtrara su borrador. La norma, que permitirá el cambio de sexo en el registro sin necesidad de informe ni tratamiento médico a partir de los 16 años, y entre los 12 y los 16 con consentimiento de padres o tutores, incluye medidas el ámbito sanitario, educativo y laboral, pero también en lo deportivo. Y este, es sin duda el punto que más polémica está generando.

Federaciones Deportivas, clubes, asociaciones como “Save Women Sport” y deportistas han criticado con dureza una ley que contraviene los reglamentos internacionales actualmente en vigor y acaba de un plumazo con el principio de Igualdad que debe regir en las competiciones.

Izaro Antxia, la primera jugadora transexual federada en España criticaba en un hilo publicado en su perfil oficial de Twitter los peligros de una ley, cuya aprobación sería una “barbaridad” que acabaría con el deporte femenino.

Pero la futbolista vasca no es la única que mantiene esta opinión y el debate se mantiene muy vivo en redes sociales. Son muchos usuarios los que se oponen a una norma que “perjudica claramente a las mujeres”. En las últimas horas, los usuarios de Twitter han rescatado el caso de la luchadora transexual Fallon Fox para reforzar sus argumentos contra las consecuencias que la polémica “Ley Montero” tendría sobre el Deporte.

“Fallon Fox (hombre que se percibe como mujer) peleó en MMA con una mujer biológica: Tamikka Brents, a la cual le rompió el cráneo en los primeros 5 minutos. Algo más que obvio, teniendo en cuenta que el hombre por naturaleza tiene ventaja sobre el sexo femenino. ¿Igualdad? JA”, se puede leer en un de los “tuit”. Aunque existen dudas de si la mujer de la derecha es realmente Tamikka Brents, los hechos si ocurrieron como se describen.

Fox se convirtió en la primera luchadora transexual en la historia de las artes marciales mixtas, donde pudo cosechar un récord de 5-1. Al principio nadie lo sabía, participaba anotada como mujer, en el torneo profesional en peso pluma organizado por la compañía CFA de Artes Marciales Mixtas, hasta que reveló su género original tras noquear de un rodillazo a una de sus rivales.

Pero la polémica más sonada se produjo en un combate celebrado en 2014 y donde casi mata a su rival. Fue su última pelea. Fox derrotó a Tamikka Brents a los dos minutos del primer round y le propinó una tremenda golpiza provocándole una conmoción cerebral y rompiéndole 7 huesos orbitales. El árbitro tuvo que suspender la pelea y la derrotada tuvo que ser internada y requirió siete grapas para coser su cabeza.

Tanikka tras la brutal paliza FOTO: Twitter La Razon

Fallon Fox se convirtió en un la protagonista entonces de una gran controversia. A pesar de que recibió luz verde de la comisión atlética de Florida que le permitió competir en MMA femenino, varios expertos e incluso sus compañeros y competidores se opusieron a que se le concediera una licencia.

La propia Brents afirmó que la fuerza de Fox no era comparable a ninguna otra deportista del circuito. “He peleado con muchas mujeres y nunca he sentido esa fuerza. No puedo responder si es porque nació hombre o no porque yo no soy médico. Solo puedo decir que nunca me había sentido tan dominada, no podía moverme en absoluto “, afirmó.

Ahora este caso vuelve a cobrar fuerza y son muchos los que en redes sociales consideran que es el ejemplo perfecto para demostrar que una mujer trans no puede competir al mismo nivel que una deportista con sexo biólogico femenino y menos aún con una norma que escapa a todo control médico de la atleta transexual. “Injusto”, “absurdo”, “barbaridad” y “todo una canto a la desigualdad y la limpieza de la competición” son algunos de los comentarios que han corrido como la pólvora en redes sociales. La polémica continúa.