Baloncesto

Drama en Los Angeles Lakers

LeBron James será baja varias semanas por un esguince en el tobillo derecho. Los californianos tampoco cuentan con Anthony Davis y están a la espera del regreso de Marc Gasol

LeBron James, con una aparatosa protección en su tobillo derecho
LeBron James, con una aparatosa protección en su tobillo derecho FOTO: Rick Scuteri

Imaginen que al Atlético le faltasen Jan Oblak y Luis Suárez. O que en el Madrid fueran baja Benzema y Sergio Ramos. O que en el Barça estuvieran lesionados Messi y Ter Stegen. Pues en esa situación dramática se encuentran los Lakers. Los vigentes campeones de la NBA tienen de baja a LeBron James, a Anthony Davis y de propina a Marc Gasol. La lesión de LeBron es la última y la más preocupante. Con 36 años, 18 temporadas en la Liga y un millòn de dólares invertido al año para cuidar su forma física, James ha sufrido un severo esguince en el tobillo derecho. Es el noveno de su carrera, el más grave. De la “baja indefinida” inicial, que siempre reflejan los partes médicos de la NBA, se ha pasado a una baja de “varias semanas”, según apuntan desde Estados Unidos.

Lesiones similares suponen entre 4 y 8 semanas apartado de las canchas. Demasiado tiempo para los actuales Lakers. Son terceros de la Conferencia Oeste con 28 victorias y 15 derrotas y les restan por jugar 29 partidos de la primera fase antes de que arranquen los playoffs justo dentro de dos meses. Los cinco primeros partidos son en lo que resta de marzo y ahí están aseguradas las bajas de LeBron y Davis. Clippers, Denver y Portland están al acecho. Spurs, Mavericks y Warriors no están lejos. Desde Estados Unidos se asegura que el de los Lakers es el sexto calendario más complicado entre los 30 equipos que compiten en la Liga.

Cualquier baja de LeBron ha sido un lastre mayúsculo en todos los equipos (Cavs, Heat y Lakers) en los que ha militado. En el partido en el que se lesionó por una fea acción de Solomon Hill, los Hawks pudieron (94-99) con los Lakers. En el siguiente ante los Suns, que James presenció con un aparatosa funda en su pie derecho, otra derrota (111-94). El único partido que se había perdido esta temporada antes de la lesión, ante los Kings, también fue otro tropiezo. Las bajas de LeBron a lo largo de su carrera se traducen en un balance para sus equipos de 34 victorias y 70 derrotas (un 33 por ciento de triunfos).

El 23 de los Lakers estaba un año más inmerso en la lucha por el MVP. Sus 25,8 puntos, 8,1 rebotes y 8 asistencias con 36 años podían llevarle a igualar los cinco premios de Jugador Más Valioso de Michael Jordan, pero ahora la guerra es otra. ““Estoy dolorido por dentro y por fuera, el camino de mi recuperación empieza ahora. Volveré pronto como si nunca me hubiera ido”, público en Twitter. A su baja y la de Anthony Davis, desde el 14 de febrero, por el tendón de Aquiles se sumó la de Marc debido al protocolo sanitario de la Liga sobre el coronavirus. Marc no juega desde el 28 de febrero y su regreso es el más inminente. Por si los Lakers no tuvieran bastante ayer murió uno de sus mitos. Elgin Baylor falleció con 86 años.