Tenis

Nadal salva dos bolas de partido ante Shapovalov para seguir vivo en Roma

Rafa se impuso en octavos por 3-6, 6-4 y 7-6 después de tres horas y 28 minutos de agonía. En cuartos le espera el ganador del Zverev-Nishikori

Nadal, en el Foro Itálico durante su maratoniano partido ante Shapovalov
Nadal, en el Foro Itálico durante su maratoniano partido ante ShapovalovAlessandra TarantinoAP

Nadal sigue vivo en Roma después de un drama de casi tres horas y media ante Denis Shapovalov. El canadiense llevó al límite a Nadal. Tan al límite que dispuso de dos bolas de partido en el tercer set antes del tie break, pero el español sobrevivió y se impuso por 3-6, 6-4 y 7-6 (7/3). Si el duelo en segunda ronda ante Sinner había sido exigente lo de Shapovalov estuvo a otro nivel. Los dos primeros de Rafa en el Foro Itálico han sido dos exámenes extremos. En cuartos espera el ganador del Zverev-Nishikori.

Rafa acabó su partido de segunda ronda ante Sinner en plena noche romana. Eran las 21:15 y menos de quince horas después tenía enfrente a Denis Shapovalov. “Desgraciadamente no puedo quejarme mucho. Me han puesto tercer turno. Está bastante justo todo y no estoy contento con eso. Es un hecho que no está bien. Normalmente el programa del día lo hace el director del torneo con apoyo de la ATP y no creo que esté bien hecho”, se lamentó Rafa. Y los lamentos se convirtieron en un 4-0 en contra en apenas 20 minutos. Fue un monólogo del canadiense. El número 14 del mundo es un jugador irregular, pero cuando coge la racha es una máquina de conectar golpes ganadores. De todos los colores. Con la derecha, con el revés, al resto... Rafa se topó con un muro al que no pudo hacer cosquillas hasta que bajó algo el ritmo. Fue después de dos breaks y con el 4-0 en el marcador. El tenis de Nadal cogió temperatura poco a poco. Unos buenos saques en el séptimo juego asomaron al zurdo al partido. Encadenó tres juegos, pero Shapovalov no tembló. Ajeno al vértigo del arranque supo adaptarse a un partido nuevo y se llevó la primera manga en un juego interminable. Después de siete “deuce” y tres bolas de set, un error de Nadal premió el descaro del canadiense.

No se quedó ahí. Fue capaz de encadenar seis juegos entre el final del primer set y el arranque del segundo. Primer saque de Rafa en el segundo parcial y otro break en contra. Los gestos de desesperación de Nadal y más en tierra batida eran reveladores. Shapovalov confirmó el break después de que el español tuviera una bola de ruptura. La situación, con 3-0 abajo, comenzaba a ser dramática. Y pudo ir a peor porque el canadiense tuvo otra bola de break en el cuarto juego para volver a situarse 4-0. Rafa sobrevivió y dio un paso adelante. Igualó la ruptura y no lo hizo de cualquier manera. Con la soga al cuello levantó un 40-0 para reestablecer la igualdad. Como la cosa iba de rachas, el español encadenó cinco juegos seguidos e incluso dispuso de una bola de set al resto en el noveno. No la consumó, pero el trabajo estaba medio hecho. Shapovalov ya no era el jugador de la primera hora y media. Sus golpes ganadores aparecían con cuentagotas y la firmeza de Rafa le sirvió para volver a empezar.

El canadiense supo olvidarse de inmediato que había desaprovechado una oportunidad casi única para tumbar a Nadal. Arrancó con un juego en blanco, sumó un break y volvió a situarse en ventaja (1-3). La amenaza no surtió efecto porque Rafa igualó la ruptura de inmediato y el desenlace estuvo a la altura del resto del partido. El español tomaba la iniciativa, pero Shapovalov respondió a todos los desafíos. Su saque le salvó de situaciones complicadas, salvó cinco bolas de break y su atrevimiento llevó a Rafa al límite. Con su saque para forzar el tie-break tuvo que salvar dos bolas de partido para llegar al desempate. Al límite, Nadal cometió menos errores y se llevó una victoria descomunal.

Djokovic, en cuartos

Novak Djokovic acabó con la trayectoria de Alejandro Davidovich Fokina en Roma. El número uno del mundo se impuso al malagueño por 6-2 y 6-1 en 70 minutos para alcanzar los cuartos. Ante unos 3.000 espectadores, que empezaron a llenar las gradas de la pista central del Foro Itálico, Djokovic blindó su presencia en los cuartos por decimoquinta vez en sus quince participaciones en el evento romano, donde ganó cinco títulos en diez finales. El serbio acabó con un Davidovich que alcanzaba esta ronda tras jugar un tenis de alto nivel ante dos rivales importantes como el búlgaro Grigor Dimitrov y el británico Cameron Norrie. A Djokovic le espera ahora el griego Stefanos Tsitsipas. El campeón en Montecarlo y subcampeón en Barcelona derrotó al italiano Matteo Berrettini por 7-6 (7/3) y 6-2. El estadounidense Reilly Opelka superó al ruso Aslan Karatsev por 7-6 (8/6) y 6-4.