Fútbol

Luis Enrique: “A Busquets lo vamos a esperar”

El seleccionador confirma que cuenta con el capitán y no está seguro de que vayan a vacunar a los jugadores españoles. “Si lo hacen, que sea cuanto antes”

Luis Enrique Martínez
RFEF
09/06/2021
Luis Enrique Martínez RFEF 09/06/2021RFEF RFEF

“No le quiero esperar, lo voy a esperar, lo vamos a esperar todos. Estará en la lista seguro, tiene ventaja porque ha sido el primero”. Así despeja Luis Enrique las dudas sobre el capitán de la selección, Sergio Busquets, que dio positivo por covid-19 el pasado domingo y que se encuentra en su casa recuperándose.

Está perfecto, asintomático. Puede entrenar, tiene su pauta de trabajo, está en contacto con el staff y los jugadores”, asegura el seleccionador. Y eso facilita su reincorporación al grupo en los próximos días, aunque esté descartado para el estreno contra Suecia.

Luis Enrique compareció ante los medios por primera vez desde que se conoció el positivo de Busquets. Era un día marcado como de descanso en el calendario de la selección, pero todos los planes se han alterado desde el domingo. Asegura que han cumplido los protocolos de manera estricta y que los han llevado incluso más allá de lo que exigen la UEFA y el ministerio de Sanidad, “pero el virus es incontrolable”.

El positivo de Busquets ha generado una polémica sobre la vacunación de la selección que a Luis Enrique no parece afectarle. “Esto es algo que lleva el presidente, lleva meses negociando. Si el presidente y los médicos lo consideran necesario, haremos lo mejor para la selección”, asegura.

La vacuna puede efectos secundarios y administrarla tan cerca del debut de la Roja puede ser un problema. “Como entrenador es una cosa que barajamos. Me gustaría que se vacunara lo antes posible, pudiera ser que hubiera síntomas y no me gustaría perder a algún jugador por ello”, dice Luis Enrique.

El técnico español ha tenido que variar los entrenamientos de la selección, que ahora se reparte en varios grupos. Por un lado, la burbuja paralela, los suplentes que están preparados para entrar en la lista por si hay alguna baja. Por otro, los titulares, con los que ya ha conseguido trabajar en dos grupos de diez. “Intentamos no juntar a los dos laterales izquierdos, por ejemplo. Tampoco a los laterales derechos o a los delanteros y así hacemos con todos los puestos”, explica. Es su manera de proteger a los futbolistas y al equipo para que no se quede huérfano en algunas posiciones si hay algún positivo más. Para que puedan trabajar todos juntos “hay que esperar un par de días”.

Confiesa el seleccionador que nunca ha pensado en llamar a Sergio Ramos para la burbuja paralela. “No, porque Ramos sigue en las mismas circunstancias que cuando dimos la lista”, afirma. Y agradece la predisposición de los jugadores que ha convocado. “Algunos estaban de vacaciones en Mikonos, otros tenían pasajes para Cancún y los han cancelado”, dice. “Cuando llamé a los seis seniors les dije que no tuvieran dudas de que si no tenían posibilidades de venir porque necesitaban más descanso o vacaciones no habría ninguna repercusión. Pero ha sido tan fácil que los seis dijeron que sí y no he llamado a nadie más”, reconoce.

Con los que ya estaban no ha tenido dudas, tampoco de su respuesta en el aspecto psicológico. “Para eso tenemos al psicólogo,. Joaquín Valdés. Lo que los jugadores generan entrenando es un espectáculo en cuanto a actitud, compromiso, están receptivos, abiertos... Eso no es garantía de nada, pero da un feed back muy positivo e interesante. Están todos bien, con la incertidumbre de que si dan positivo se pierden la Eurocopa. Cada caso es particular, unos lo han pasado, otros tienen pocos anticuerpo... No tenemos un patrón, pero están acostumbrados, llevan año y medio con PCR y controles”, explica.

Para él tampoco ha supuesto una carga psicológica adicional. “Para mí esto es un juego de niños comparado con otras cosas que he tenido que vivir”, asegura.

La preparación futbolística tampoco le preocupa especialmente por lo que ve en los entrenamientos. “Los entrenadores intentamos gestionar a los jugadores para que lleguen en las mejores condiciones no sólo a nivel mental, es difícil que todos estén centrados en lo mismo, se escapan cosas, pero lo que me hace ser optimista es la intensidad que veo en los entrenamientos”, dice.

“Lo primero es centrarnos en lo importante. Vídeos no hemos visto, no debemos estar en salas cerradas. Estamos entrenando a las horas que más calor hace para adaptarnos a lo que habrá en Sevilla. Ayer con los test negativos hicimos dos grupos, charla en el exterior, hemos hecho pizarra sin vídeo, córners... Vamos dando información y que la asimilen. No son las condiciones ideales, pero no va a servir de excusa”, explica.

Y asegura que la situación que está viviendo la selección no le hace arrepentirse de no haber convocado a 26 futbolistas desde el comienzo. “Ahora mismo hubiera convocado a 23... Un virus, cuantas más personas haya, es más fácil que se contagie. No hubiera cambiado mi plan”, afirma.