Fútbol

Oyarzabal: “Tenemos confianza plena en Morata”

Con 24 años es licenciado en Empresariales y capitán de la Real Sociedad. Ahora intenta buscar su sitio en la selección para llegar lejos en la Eurocopa

Mikel Oyarzabal
Mikel Oyarzabal FOTO: ©Gonzalo Pérez Mata La Razón

Mikel Oyarzabal (Eibar, 1997) ha jugado los tres partidos de España en la Eurocopa, siempre entrando en la segunda mitad. Pero no levanta la voz, convencido de que es el grupo el que gana los campeonatos. Y, aunque ya fue campeón con la sub’21 hace dos años, disfruta de su primera Eurocopa «normal».

–¿Cuál era la sensación del equipo después de la goleada a Eslovaquia: alivio, liberación?

–Yo creo que el equipo sintió más alegría. En los otros dos partidos también se hicieron cosas para ganar. Faltó lo más difícil, que es que la pelota entre, pero el partido no se diferencia mucho en el resto de cosas de los otros dos. En el último partido estuvimos muy acertados de cara a puerta y prácticamente todas las ocasiones que tuvimos las metimos.

–¿Las críticas les llegan, les afectan?

–Nosotros sabemos que si algo hacemos mal, aquí en nuestro entorno nos lo dicen: el entrenador, las familias, los compañeros entre nosotros. Nosotros sabemos cuándo no estamos haciendo las cosas bien. No estábamos metiendo gol, pero creo que el resto de cosas se estaban haciendo bien, así que estábamos tranquilos por esa parte.

–¿Qué importancia ha tenido el regreso de Busquets en el juego y en el vestuario?

–Busi es un jugador importantísimo y estábamos todos un poco pendientes de que volviera porque le necesitábamos en el grupo. Nos da mucho en el campo, pero creo que si Busi hubiera estado en los dos primeros partidos la cosa no hubiese cambiado mucho, porque se trataba de hacer gol. Si las cosas no salieron es porque no acertamos en lo más difícil que es hacer el gol.

–¿Cómo vivieron esos días después del positivo de Busquets? No habrá sido fácil.

–Sobre todo los primeros días. Desde que salió el positivo de Busi estábamos todos aislados, comíamos en mesas individuales, entrenábamos por grupos, cada uno en su habitación y cuesta más llevarlo. También estás pendiente de que no haya ningún otro positivo en el grupo, de que a Busi no le pase nada, de que no tenga ningún síntoma. Salió todo bien, pero no hay que relajarse y hay que seguir con las medidas y con todo el cuidado que hemos estado teniendo.

–¿Es capitán de la Real Sociedad con 24 años. ¿Qué piensa cuando se dice que falta liderazgo en la selección?

–Es un tópico que se dice, pero que no es así. Tienes a Busi, que es el segundo capitán del Barça, a Koke, a Azpi, que es capitán del Chelsea siendo campeón de Champions. Hay mucha gente joven con galones en sus equipos. Cuando las cosas no van bien se intenta buscar cualquier cosa, pero creo que el equipo falto de liderazgo no está.

–¿Es un problema o una ventaja que sean un grupo muy joven?

–Puede que sea una ventaja que seamos un grupo muy unido, que cualquiera de los 24 que estamos aquí puede jugar. Lo que hace que una selección llegue lejos en una competición como ésta es el grupo, no la individualidad de uno u otro. Eso te puede resolver un partido, pero a la larga lo que va a hacer que el equipo vaya bien es el grupo.

–Si hay un penalti, ¿se atreve a tirarlo?

–Sí, estoy con confianza y estoy dispuesto. Pero si hay otro compañero que está dispuesto y dice que lo quiere tirar, confianza plena en él porque estoy seguro de que lo va a tirar bien. Creo que hemos tenido un poco de mala suerte en ese punto, tanto uno como otro [Gerard Moreno y Morata] las estadísticas que llevaban eran buenas, pero confiamos todos en el de al lado y eso es lo importante.

–¿Cómo se explica la mala racha de la selección desde el punto de penalti?

–Son rachas, igual que fallas cinco los veinte siguientes entran. Y eso tampoco es habitual, pero como es bueno te acostumbras. Hay que darle un poquito de normalidad, dejarlo pasar y ya está, el siguiente que venga irá dentro seguro. Los penaltis son así, está claro que hay que trabajarlos, pero el portero también trabaja igual que tú y hay veces que te puede despistar, te la puede parar o te la puede adivinar o te puede influir para que la tires fuera.

–¿Cómo viven en el grupo las críticas a Morata?

–Como es lógico, llega un punto en el que Álvaro estalla, pero creo que las lleva bien, que tiene confianza y sabe que nosotros aquí le apoyamos y tenemos confianza plena en él, que es lo más importante. Estoy seguro de que todavía va a tener mucho que decir en esta Eurocopa y que nos va a dar muchas alegrías importantes.

–Para un campeonato de este tipo, ¿es más importante el trabajo psicológico que el físico o el puramente futbolístico?

–Creo que es un poco de todo. En el fútbol en general, ahora quizás menos, pero hasta hace unos años el trabajo mental se descuidaba, no se tenía en cuenta y creo que es algo importante. Cada día se le está dando un poquito más de importancia y se tienen que complementar las dos cosas porque es necesario.

–Se habla mucho del juego con balón de la selección, pero ¿qué les pide el seleccionador sin balón?

–Nuestro juego sin balón es muy bueno e importante. Esa alta posesión también se debe a que cuando no tenemos el balón apretamos todos juntos, todos intentamos correr para robarlo lo antes posible y eso es importante.

–¿Es de los que ve mucho fútbol en casa o intenta desconectar?

–La verdad es que veo mucho fútbol. Hay momentos en los que preferiría no verlo, pero me llama, me atrae.

–¿Ve sus partidos repetidos más allá de lo que les explique el entrenador para corregir errores?

–Hay momentos en los que te apetece y otros momentos en los que te quieres olvidar de todo. Pero sí que hay días en que los veo repetidos e intento ver en qué he estado mal para mejorarlo al día siguiente.

–¿La sensación al verlo coincide con la que ha tenido en el campo?

–Desde el campo se ve peor y parece que has hecho peor las cosas que cuando te ves en la tele.

–¿Les sirven las comidas que hacen en los días libres para desconectar?

–Creo que son necesarias. Hace casi un mes, 28 días que llegamos aquí y creo que es necesario salir a comer, salir un poco de esto, que la cabeza se despeje, ver también alguna cara nueva, aunque sean camareros, o ver gente en la calle porque nos vemos aquí todos los días, todos nosotros y quieras o no es necesario para la cabeza para coger un poquito de aire.

–¿Se les hace muy largo?

–Hay entretenimientos distintos y entre todo lo que nos han montado y el buen rollo que tenemos a mí se me pasan rápidos los días, pero la cabeza necesita un poco salir de la rutina de siempre. Hay gente que juega al póker, a la pocha, a la play, al ping-pong, gente que toca todos los palos, pero yo soy más de cartas.

–¿Es difícil compaginar la carrera con ser un futbolista de élite?

–Hay momentos en que no te apetece, no tienes ganas. Se puede hacer, pero hay que hacer un esfuerzo extra y también hay que darle valor. Está claro que si se quiere se puede, pero hay días en los que la cabeza no te da para más. Pero creo también es bueno para salir un poco del fútbol.