Fútbol

¿Cuánto pesan las lágrimas de Pedri?

Se ha despedido de la Eurocopa, pero deja muchas cosas que animan a pensar en un buen futuro para la selección. Un equipo joven que ya ha demostrado en este torneo tener personalidad

Thiago trata de consolar a Pedri y Luis Enrique, a los dos después de la derrota contra Italia
Thiago trata de consolar a Pedri y Luis Enrique, a los dos después de la derrota contra ItaliaAndy RainAP

¿Cuánto pesan las lágrimas de Pedri? En el fútbol todo se mide, se entiende, a través de los datos, incluso se hacen alineaciones. El big data ofrece a los entrenadores una guía para interpretar el valor de sus futbolistas. Pero hay valores, como la ilusión, que no se pueden medir.

Los números dicen que Pedri se ha despedido de la Eurocopa siendo el jugador que más kilómetros ha recorrido en el campo y que es el futbolista más joven en haber disputado un partido de eliminatoria en toda la historia del torneo. Pero la verdadera medida de Pedri la dan las palabras de Luis Enrique. «Lo de Pedri en este Europeo no se lo he visto a ningún jugador con 18 años. Cómo ha rendido, cómo interpreta el juego, cómo ocupa los espacios, la calidad que tiene. No he visto cosa igual, nunca. Es algo fuera de toda lógica», expresaba el seleccionador después de caer contra Italia en las semifinales.

El técnico ha cambiado la alineación en cada partido, nunca ha repetido. Pero Pedri siempre ha estado entre los once y ha aguantado las tres prórrogas de España. Sólo ha dejado de jugar el último minuto del tiempo extra contra Suiza, porque Luis Enrique quería que Rodri lanzara uno de los penaltis. A su edad, su admirado Andrés Iniesta apenas había disputado un puñado de partidos en el Barcelona y luchaba por hacerse con un puesto en el primer equipo.

También dicen los números que España sólo ha ganado un partido de los seis que ha disputado en los noventa minutos reglamentados: la goleada a Eslovaquia en el último partido de la primera fase. A Croacia la superó en la prórroga y a Suiza, en los penaltis.

Pero más que esa dificultad para resolver los partidos en una Eurocopa que ha terminado con dos victorias y cuatro empates, lo que deja el torneo es la sensación de que España es un proyecto de algo grande. Pedri es, quizás, el más llamativo, pero no está solo.

España, y Luis Enrique, han encontrado futbolistas que hace un año casi nadie imaginaba que pudieran estar en la Eurocopa y que hacen pensar en un futuro mejor. Jugadores como Unai Simón, que ha terminado dando la razón al seleccionador con su elección. A pesar de las dudas y a pesar de los errores iniciales resultó decisivo en los cruces contra Croacia y ante Suiza.

El fichaje de Laporte también fue discutido y no sólo por ridículos motivos patrióticos, pero ha sido el único defensa que ha sido titular en los seis partidos de la competición. «Es un central top», asegura el seleccionador.

Pero lo fundamental es que España ha demostrado personalidad, a pesar de ser una selección muy joven. No es casualidad que el mejor partido de España fuera el de la semifinal contra Italia que acabó sacándola del torneo. «Jugamos como nunca y perdimos como siempre», decía Míchel en aquella época en la que España aún no era capaz de superar los cuartos de final en ninguna competición.

España ha dejado mucho más que una bonita derrota. La juventud se mezcla con un puñado de veteranos y todos se complementan. Es lo que ha sucedido entre Koke y Pedri. O con la aparición de Azpilicueta como titular en defensa, que era donde más sufría la Roja. Pero la pieza fundamental, la que ha hecho encajar todas las demás, ha sido Sergio Busquets. Con el capitán de España mejoró el juego y ha crecido la sensación de que el mejor momento de esta selección puede llegar en el Mundial de 2022 en Qatar, para el que queda algo menos de año y medio.

Y con esa sensación aparecen también las dudas. La principal es si Busquets llegará en la mismas condiciones a Qatar. El relevo con Rodri parecía algo evidente hace sólo unos meses, pero Busquets sigue teniendo algo más que le hace diferente.

La otra duda es si Azpilicueta es el lateral derecho de España o hay que seguir buscando. No por el nivel del capitán del Chelsea, que ha sido fundamental en la mejoría del equipo en el segundo tramo de la competición, sino porque en su equipo va perdiendo la costumbre de jugar en el costado y tampoco es una locura pensar que su nivel como central pueda aumentar la contundencia de la defensa, algo que también se ha echado de menos durante el torneo.

Pero el lateral derecho al que la mayoría se imagina en la Roja es Jesús Navas, que cumplirá 36 años en noviembre y que llegará a los 37 el mismo día en que comienza el Mundial de Qatar. Hay tiempo para que surjan nuevos talentos, como ha ocurrido en otras posiciones.

La convocatoria de Luis Enrique en esta Eurocopa recordaba aquella primera de Luis Aragonés para el Mundial 2006. Aún permanecían futbolistas como Raúl, Míchel Salgado y Cañizares, que desaparecieron poco después, y sirvió de estreno al máximo nivel para Sergio Ramos, Cesc e Iniesta. Aún no habían debutado otros como David Silva y Santi Cazorla, que resultaron fundamentales en los triunfos que llegaron después.

España tiene tiempo para seguir creciendo camino del Mundial de Qatar.