Iniesta, Nadal, Piqué… Estos son los deportistas más ricos de España

De los 50 deportistas que más ganan en el mundo, ocho son jugadores de fútbol y, de estos, sólo uno es español: Andrés Iniesta

Iniesta, Nadal, Piqué son los deportistas más ricos de España
Iniesta, Nadal, Piqué son los deportistas más ricos de España FOTO: gtres GTRES

Son jóvenes, ricos y famosos. En el ranking The World’s highest-paid athletes 2021 de FORBES de los tres deportistas mejor pagados del mundo, dos son futbolistas: el argentino Leo Messi, exjugador del Barça, el segundo deportista que mejor cotiza con 130 millones de dólares (112,2 millones de euros) al año, y, justo por debajo, el portugués Cristiano Ronaldo, exjugador del Real Madrid, con 120 millones de dólares (103,6 millones de euros) al año. En torno al 60% de estas cantidades corresponde a su salario como profesionales del deporte y, el resto, a ingresos por publicidad e imagen.

Pero ninguno de los dos llega a los niveles del deportista de moda: Conor McGregor, luchador de artes marciales mixtas, que ingresó este año 180 millones de dólares (155,3 millones de euros).

Los diez deportistas mejor pagados del mundo han facturado unos ingresos brutos antes de impuestos de 1.050 millones de dólares (906 millones de euros) durante los últimos 12 meses –un 28% más que en el ejercicio anterior–, una cifra cercana al récord de 1.060 millones de dólares (914,6 millones de euros) registrados en 2018 cuando el boxeador Floyd Mayweather ganó 285 millones de dólares, casi todos de su enfrentamiento con Conor McGregor. Ironías de la vida, este año es precisamente McGregor el que por primera vez lidera esta clasificación.

Cabe destacar que, de los 50 deportistas que más ganan en el mundo, ocho son jugadores de fútbol y, de estos, sólo uno es español: Andrés Iniesta, exjugador del Barça y actualmente en el Vissel Kobe de Japón, que ingresa 35 millones de dólares al año (32,9 millones de euros). De estos, unos 30 millones (25,9 millones de euros) es su salario y en torno a cinco millones (4,3 millones de euros) son ingresos por imagen.

Lo restante de lo que percibe anualmente se debe, en parte, a la vía comercial que abrió hace unos años con las Bodegas Iniesta. Estos vinos de origen español han sido muy bien acogidos en el continente asiático y se están comercializando con un gran valor gracias, en parte, a la imagen del centrocampista. No en vano, en marzo de 2021, Corazón Loco Selección fue galardonado con una de las más altas distinciones del certamen SAKURA Japan Women’s Wine Awards, la medalla de doble oro.

Bodega Iniesta comenzó en los años 90 cuando José Antonio Iniesta -padre del jugador- inicia el proyecto con una plantación de 10 hectáreas de viñedo. Año a año se siguió ampliando el viñedo hasta las 200 hectáreas actuales de distintas variedades de vino como Macabeo, Bobal, Graciano, Chardonnay, Petit Verdot, Sauvignon Blanc, dentro de la D.O. Manchuela.

Junto al desarrollo de su proyecto vitivinícola, la familia Iniesta Luján también pensó en diversificar y sobre todo aprovechar las buenas condiciones para el cultivo del olivo en la zona. Y decidieron apostar por nuevos olivares de Arbequina, cultivas en la Finca El Cabril, en el término de Fuentealbilla. Actualmente, desde hace varias campañas, comercializa sus AOVES en dos formatos (500 ml y 250 ml) con su marca Corazón Loco Oleo, que también usa en alguna de sus gamas de vino.

Pero la actividad de Iniesta no termina aquí. Cuando estaba en el Camp Nou era una de las imágenes de la marca deportiva Nike. Poco después de aterrizar en Japón cambió de firma y ahora viste Asics, de origen nipón y de la cual también es consejero. También colabora con marcas como Nissan y Sony.

Y también hay lugar para emprender. Tanto el futbolista como su mujer, Anna Ortiz, han lanzado un proyecto de zapatillas que lleva el nombre de Mikakus.

Los españoles pierden lustre

Pero, salvo Iniesta, los deportistas españoles no están entre los internacionales más ricos y tres han sido desplazados del ranking. El tenista Rafa Nadal ocupó el vigésimo séptimo puesto en 2020 con ingresos de 40 millones de dólares (34,5 millones de euros), pero este año ha saltado más allá del quincuagésimo puesto.

A sus 33 años Nadal se ha postulado no solo como uno de los mejores deportistas del país, sino del mundo entero. No es para menos. El balear ha levantado un trofeo cada año desde que estrenó su palmarés en 2004, con su último Godó ya suma 87. El mallorquín ha acumulado sólo en premios oficiales más de 121 millones de dólares (104,4 millones de euros).

El piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso fue el trigésimo noveno en 2018, con 32 millones de dólares ( millones de euros), pero ya en 2019 quedó fuera. En 2021, se posicionó como el tercer piloto mejor pagado del mundo, con 25 millones de euros (21,25 millones de euros), después de anunciar su vuelta a la competición.

Por su parte, Pau Gasol, que en 2014 ocupaba la posición 57 con 21,8 millones de dólares ( millones de euros), saltó del ranking en 2015. El ya exjugador de baloncesto –se despidió el pasado mes de octubre– continuará ligado a este deporte y mantendrá viva su visión empresarial.

Ahora, los grandes deportistas españoles juegan en una liga económica un poco inferior, aunque su juego sigue siendo productivo. David de Gea, el futbolista más prometedor de España, renovó con el Manchester United en 2020 por más de 21 millones de libras anuales (unos 25 millones de euros). En total, entre 2014, cuando fue cedido al United Robtest, y las siete temporadas siguientes con el Manchester, De Gea ha cobrado unos 116 millones de euros. Y esto sin contar los ingresos por imagen. Por el momento, el guardameta se sitúa entre los más ricos de Reino Unido menores de 30 años.

Los negocios de Piqué y de Ramos

Gerard Piqué, con sólo 34 años, ha amasado una fortuna que puede estimarse en unos 100 millones, la mayor parte por los ingresos derivados del fútbol. Pero ya se acerca al final de su carrera y este año ha recortado su salario en el Barça a la mitad, 6,3 millones de euros, por los problemas económicos del club.

Hace años que Piqué se está labrando un futuro como empresario y construir una carrera parecida a su abuelo, Amador Bernabéu, promotor inmobiliario y directivo del Barça con José Luis Núñez (también promotor) y Joan Gaspart (expropietario del grupo hotelero Husa). En 2015, Piqué trabó amistad con Hiroshi Mikitani, presidente del Rakuten, y con Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, entre otros. Estas relaciones han dado frutos y Piqué intermedió en el contrato de patrocinio de 55 millones anuales del Rakuten al Barça.

También ha constituido un grupo de empresas relacionadas con el deporte y los juegos. Su holding Kosmos ha conseguido el contrato para gestionar la nueva Copa Davis y es también accionista del Andorra FC con un porcentaje estimado en el 56%. En el Andorra, Piqué tiene como socios a los jugadores Messi y Cesc Fàbregas. Sumados los tres, su participación puede alcanzar el 80%.

Asimismo, a través de Kerad Games, filial del grupo Kerad, Piqué invirtió en videojuegos. Pero esta última apuesta arrojó pérdidas de 671.389 euros en 2015 y cerró. Piqué ha sufrido más de un contratiempo. Su holding Kosmos Global Media perdió 34.633 euros en 2019, una pérdida que prácticamente se ha comido una aportación extraordinaria de 39.000 euros que había hecho Piqué anteriormente.

Sergio Ramos empezó a explotar su faceta como empresario en 2004, cuando creó su sociedad matriz Sermos 32 SL, dedicado en un principio a la promoción inmobiliaria en Madrid, Sevilla y Marbella. No obstante, él mismo ha confesado que su negocio más rentable siempre ha sido la ganadería. Basta con ver que su yeguada es una de las mejor valoradas incluso fuera de nuestras fronteras, más aún en países del continente americano, México, Nicaragua o Estados Unidos.

Su rentable yeguada SR4 y la apuesta por el fitness

En 2012, Ramos ponía en marcha la Yeguada SR4, que en poco más de 9 años y varios títulos mundiales en sus vitrinas, se ha convertido en un referente en la cría de ejemplares de Pura Sangre Española (PRE). Pero el auténtico “galáctico” de la Yeguada SR4 es su mejor semental, Yucatán de Ramos, un ejemplar cuya valoración supera de largo el millón de euros.

Este rentable negocio se hace realidad en la finca La Alegría, situada a pocos kilómetros de Sevilla, en Bollullos de la Mitación y según se puede ver en su página web, tiene una extensión de 44 hectáreas, en las que cuenta con 40 boxes, 3 picaderos, 3 pistas al aire libre y 9 corraletas.

Los animales se dividen en yeguas, sementales, potros en destete y animales en venta. Dentro de las hembras se dan nombres singulares como Faraona, Dominica, Templanza, Fama o Décima y entre los sementales destacan, además del campeón Yucatán, otros ejemplares como Silencio o Aldeano.

Yucatán de Ramos fue adquirido por la Yeguada SR4 en 2015 en la feria cordobesa Cabalcar, convirtiéndose tan sólo un año después en el Campeón de España de caballos jóvenes.

En 2015, el camero vendió otra de sus joyas, Pícara, por una importante suma que no se hizo pública.

Su última apuesta empresarial está centrada en el fitness. La firma alemana John Reed aterriza en España de la mano del defensa para expandir su negocio de centros low cost para el entrenamiento deportivo. Estos centros son muy populares en el país germano, con una tarifa mensual aproximada de 30 euros y una estética muy singular.

La compañía ya ha constituido la sociedad, Sergio Ramos by John Reed y ha firmado el primer local. El espacio, que aún no se anunciado publicamente, se encuentra en un subterráneo, junto a una parada de metro en la capital. Es una fórmula que McFIT ya probó en 2017, cuando puso en marcha un club en la estación de Nuevos Ministerios. John Reed es una de las 17 marcas pertenecientes al grupo RSG Group, líder mundial en el sector del fitness con 6,4 millones de clientes entre sus gimnasios y su plataforma de entrenamiento virtual.

Son famosos por su rompedora decoración -con una sorprendente apuesta por la música y el arte- y cuentan con clubes en países europeos como Alemania, Austria, Polonia, Reino Unido o Italia y también en Estados Unidos.

Deportistas y empresarios

El pasado mes de septiembre Forbes incluía a Gerard Piqué y Casillas en la lista de los 100 españoles más creativos en los negocios. El defensa ha demostrado tener una gran visión empresarial. A parte de los negocios anteriormente mencionados destacan su nueve aventura junto a Ibai Llanos. En un nivel más inferior, Piqué posee una marca de gafas de sol, Kypers, que gestiona junto a su familia y en 2019 facturó 1.848.749,92 euros; y otra de bebidas isotónicas que montó junto a Carles Puyol y Noel Alimentaria.

Su última aventura se adentra de lleno en los eSports. El defensa azulgrana Gerard Piqué y el streamer Ibai Llanos se han aliado una vez más, ahora en los videojuegos. El tándem ha anunciado la fundación de un nuevo equipo de eSports para competir en la siguiente Superliga del videojuego ‘League of Legends’, gracias a la licencia de competición que han adquirido.

Por su parte, Iker Casillas, ha aparecido en la lista gracias a sus labores de inversión y su relación con Kognia Sports Intelligence. La empresa Kognia Sports Intelligence ha desarrollado un software de inteligencia artificial, único en el mercado, que permite analizar el juego desde el punto de vista táctico de forma totalmente automatizada. Ningún otro método anterior había logrado reunir estos parámetros que evitan el procesamiento manual ganando a la vez en objetividad a la hora de analizar el juego. Y todo en tiempo real para que el usuario pueda tomar decisiones inmediatas en pleno partido, más allá de agilizar el análisis en la preparación de los partidos, al descanso o al final de los mismos.

El servicio esta disponible en modalidad de SaaS (software as a service) desde julio y la compañía ya está en negociaciones con clubes y federaciones a nivel internacional para cerrar acuerdos que permitan ofrecer sus servicios para la temporada 2021-22.

La empresa cuenta con otro inversor futbolero de renombre Xavi Hernández, que además es uno de los fundadores de la compañía y usuario: “Kognia nos proporciona a mí y a mi staff técnico la información fundamental que me ayuda a comprender lo que está sucediendo en el terreno de juego y a tomar las mejores decisiones desde el banquillo”.