Sistema antimisiles, antibalas, submarino, helipuertos...: Así son los yates “fantasmas” de Abramovich

Navegan a la deriva intentando ocultar su destino final, las costas turcas y Creta ultimas localizaciones de “Solaris” y “Eclipse”

Los yates de Roman Abramovich
Los yates de Roman Abramovich FOTO: Archivo/Twitter larazon

La pesadilla sigue para Roman Abvramovic con su salida del Reino Unido, sus bienes embargados y el futuro del Chelsea en el aire. La lista de ofertas para comprar los “Blues”, en venta a raíz de las sanciones del Gobierno del Reino Unido a Roman Abramovich a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, será reducida a tres en las próximas horas. Así lo planea Raine Groug, el banco estadounidense que supervisa la venta del Chelsea. Los compradores preferentes requerirán la aprobación del Gobierno del Reino Unido.

A la espera de como se resuelva la venta, Abramovich planea una mudanza permanente a Turquía, donde podría incluso tener su próximo equipo de fútbol: el Goztepe FC, que, como el Chelsea en 2003, no ha ganado un título de liga desde la década de 1950. El club de la ciudad de Esmirna. Fue fundado en 1925 y juega en la Superliga de Turquía.

Mientras tanto, el magnate sigue tratando de mantener sus yates a salvo. El superyate de lujo, propiedad del multimillonario ruso Roman Abramovich, lleva más de una semana navegando a la deriva, sin destino y ha actualizado su situación por primera vez desde que salió del puerto, según muestran los datos de seguimiento de buques, lo que sugiere que el barco no tiene intención inmediata de atracar.

Como un buque fantasma, el Solaris, un barco de 140 pies valorado en 600 millones de dólares, se encuentra actualmente frente a la costa suroeste de Turquía y se dirige hacia el oeste, según el sitio web de seguimiento “Marine Traffic”

El yate Solaris, de 140 metros de eslora, que navega con bandera de las Bermudas según el sitio de seguimiento Marine Traffic, abandonó el 8 de marzo un astillero de Barcelona en el que había sido reparado.

El 13 de marzo partió de Tivat, ciudad turística del Adriático, con destino a Turquía, y en los últimos días rodeó la isla griega de Creta. El sitio de seguimiento mostró que ayer se encontraba a unos 3 km (1,9 millas) de la costa de Turquía, en dirección a la localidad de Datca.

Este lunes, el estado del buque cambió de “a la espera de órdenes” a “crucero escénico” -el estado que había mostrado desde que salió de Tivat (Montenegro) el 13 de marzo-, según mostró el sitio web de Marine Traffic.

Georgios Hatzimanolis, portavoz de Marine Traffic, dijo a Business Insider que, aunque los yates y los barcos pueden cambiar su estatus siempre que lo deseen, “lo más probable es que en este caso [el Solaris] esté utilizando el estatus para confundir a la gente acerca de cuál es su destino final”. El Solaris, un buque de 140 pies (unos 42,7 metros) valorado en 600 millones de dólares (en torno a 540 millones de euros, al cambio actual), se encuentra actualmente frente a la costa suroeste de Turquía y se dirige hacia el oeste, según el sitio web de seguimiento Marine Traffic.

“Hay muchas especulaciones sobre si será Turquía, Israel o incluso posiblemente los Emiratos Árabes Unidos”, apunta Hatzimanolis.

El otro superyate de Abramovich, el Eclipse, del que se cree que está valorado en 700 millones de dólares (más de 600 millones de euros), se ha encontrado este lunes frente a la costa de Creta, una isla griega del mar Mediterráneo, según MarineTraffic. El yate ha estado navegando desde que salió de San Martín, en el Caribe, el 21 de febrero, según muestra el sitio web de seguimiento de barcos.

Sistema antimisiles, antibala y submarino: así con los yates “a la fuga” de Abramovich

Solaris

Fue diseñado por el diseñador de interiores australiano Marc Newson y construido por Lloyd Werft, un astillero alemán. Tiene un helipuerto y un club de playa al aire libre en la popa (parte trasera de una embarcación de vela). También tiene una piscina. Tiene dos Azipods (unidad de impulsión nautica) de nueve megavatios, que, según SuperYacht Times, son los más potentes jamás instalados en un yate. El Solaris tiene ocho cubiertas y, según los informes, puede alojar entre 60 y 36 pasajeros en sus 18 cabinas súper lujosas. No obstante, el Solaris, que mide alrededor de 140 metros, no es el yate más grande de la armada de Abramovich; ese mérito es de Eclipse.

Eclipse

La característica más singular del Eclipse es que tiene un sistema de detección de misiles y la suite principal tiene ventanas a prueba de balas. Diseñado por Terry Disdale y fabricado por el astillero alemán Blohm+Voss, se tardó unos cinco años en construir el Eclipse. Era el yate más grande del mundo hasta que el superyate Azzam de 180 metros de eslora, propiedad del presidente de los Emiratos Árabes Unidos, Khalifa bin Zayed Al Nahyan, se llevó la corona en 2013. El Eclipse es una maravilla tecnológica. Una de sus dos piscinas se puede utilizar como pista de baile subiendo el suelo de granito al nivel de la cubierta con solo tocar un botón. Puede transportar tres helicópteros al mismo tiempo, uno en sus dos helipuertos y otro en el hangar debajo de la cubierta de proa. Tiene un submarino, que puede sumergirse a una profundidad de unos 50 metros. El barco gigante tiene nueve cubiertas con una gama de servicios de lujo para elegir. El Eclipse cuenta con muchas comodidades, que incluyen una sala de cine y una sauna. El Eclipse es poderoso. Puede alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos y viajar 6.000 millas náuticas con el tanque lleno. El yate puede albergar hasta 36 invitados en sus 18 camarotes y necesita 70 personas para su funcionamiento.

La ubicación de los activos de lujo de los oligarcas rusos ha sido objeto de una estrecha vigilancia desde que se impusieron sanciones a muchos de los miembros de la élite del país en respuesta a las órdenes de Moscú de enviar tropas a Ucrania.