MENÚ
martes 18 septiembre 2018
21:33
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Valencia Basket afianza su futuro

El campeón de la ACB y de la Supercopa inauguró ayer «L’Alqueria», un complejo con 13 canchas que persigue hacer de Valencia y de su escuela «centro de referencia internacional»

  • Juan Roig besó a la capitana del alevín, María Sánchez, a quien deseó verla vistiendo la camiseta del femenino
    Juan Roig besó a la capitana del alevín, María Sánchez, a quien deseó verla vistiendo la camiseta del femenino
Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

28 de septiembre de 2017. 02:49h

Comentada
Marta Bonilla.  Valencia. 28/9/2017

ETIQUETAS

Emotiva, palpitante y muy concurrida se desarrolló ayer la inauguración del nuevo complejo deportivo del Valencia Basket. Una gala en la que proliferaron los sentimientos de gratitud hacia un solo hombre, Juan Roig. La persona que, gracias al empeño, empuje, perseverancia y sacrificio demostrado a lo largo de estas tres décadas, ha conseguido que el baloncesto lata con ímpetu en el corazón de toda la ciudad.

Arropado por su familia y ante la mirada y respeto de autoridades, jugadores del Valencia Basket –masculino y femenino–, leyendas del deporte y una larga lista de asistentes que no quisieron faltar al certamen, su hacedor y máximo accionista del Valencia Basket hizo acto de apertura de «L’Alqueria», la mayor instalación deportiva de Europa. Un complejo que, en palabras de su mecenas, persigue ser «el centro de formación de referencia a nivel internacional del mundo» y que ayer se estrenó en Valencia para poner el broche final a un año especial para el club. «Para mí es muy emocionante» declaró Juan Roig en alusión a este proyecto que ha acarreado 18 millones de inversión y que ha sido costeado íntegramente por el presidente de la Fundación Valencia Basket. Se trata de una macroinstalación de 15.000 metros cuadrados y compuesta por 13 pistas, otorgada a la ciudad por voluntad personal de Roig.

Una iniciativa que persigue que los más de 500 niños y niñas que integran la academia encuentren en este complejo de formación «una escuela de vida y de valores» y en la que sueñen con llevar algún día la camiseta del equipo de la Liga Endesa o de la Liga Femenina, tal como hicieron leyendas del club que se formaron en la cantera como el caso de Nacho Rodilla y Víctor Luengo.

«Primero tienes que dar para luego recibir, es un pensamiento que en mi familia llevamos en el ADN. Así nos lo trasladó mi madre, Trinidad Alfonso». En este sentido, «L’Alqueria del Basket» es concedido como un regalo que, en palabras de Roig, encontrará su recompensa personal recibiendo el «empeño de los jugadores y el orgullo de la Comunitat».

Honra de la que ya goza por parte de la sociedad valenciana y así se lo trasladaron las autoridades del gobierno valenciano. «Es un orgullo para la ciudad», declaró el alcalde, Joan Ribó.

«Hoy no estaríamos aquí sin Juan Roig y su familia», recalcó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien concedió su más sincero agradecimiento a Roig por todos los logros obtenidos y «que no son obra de la casualidad sino del trabajo».

A escasos días de conquistar la Supercopa de España y con todavía en el recuerdo aquella noche del 16 del junio –momento en que el conjunto dirigido por Pedro Martínez se proclamó campeón de la Liga Endesa– el club taronja y, en particular, su artífice demostraron ayer, a través de este nuevo centro de formación, que apuestan por continuar creciendo. Es por ello, que «L’Alqueria del Basket» es sinónimo de futuro, pero también de presente y huella del pasado.

En cada una de las instalaciones, –mostradas ayer a los invitados por la mañana y a las familias de los niños y niñas de la escuela por la tarde– queda impregnado el nombre de todos aquellos jugadores y entrenadores que han sido partícipes y piezas clave en estas tres décadas de vida del Valencia Basket.

Bajo la denominación «El muro de los sueños», 40 nombres de leyendas presiden ya la entrada de la pista central. Es un homenaje y una forma de inspiración para los jóvenes que llegan y toman de ejemplo de todos aquellos que se formaron en el seno del club y triunfaron vistiendo su camiseta. «A medida que sigamos haciendo historia seguiremos grabando nombres», anunció Roig.

Una declaración que deja entrever que tiene la determinación y la certeza de que el Valencia Basket seguirá ampliando su vitrina de trofeos. Lo que es certero es que Valencia y su afición continuará viviendo, sufriendo y sonriendo con este deporte, gracias a «L’Alqueria del Basket».

Se trata de un proyecto de futuro, pero que alberga los valores de siempre: respeto, trabajo duro y agradecimiento. Tres palabras que sintetizan 30 años de historia de un club con la ambición de convertirse en un equipo de leyenda después de ganar la Liga y la Supercopa.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs