Ciclismo

Así será la Vuelta 2022: Nueve finales en alto para buscar un heredero a Roglic

La ronda española retoma la salida en los Países Bajos que no pudo disfrutar en 2020 y recupera el final el Madrid después del año Xacobeo y el traslado a Santiago

Presentación del recorrido de la Vuelta
Presentación del recorrido de la Vuelta FOTO: FERNANDO VILLAR EFE

La pandemia impidió que la Vuelta naciera en los Países Bajos en 2020, pero Javier Guillen y Unipublic han retomado ese empeño para 2022. Un recorrido que comienza el 19 de agosto con una contrarreloj por equipos con comienzo y final en Utrecht y que recupera el clásico final en las calles de Madrid el 11 de septiembre después de celebrar el Año Xacobeo con una contrarreloj final en Santiago de Compostela en 2021,

Vuelve Madrid, vuelven los Países Bajos –que ya acogieron la salida de la carrera en 2009, la primera edición bajo el mando de Javier Guillén–, se descubren finales nuevos y se despide Alejandro Valverde. Para el murciano será una edición especial en el año de su retirada, aunque la carrera tiene un breve paso por su tierra con la etapa que nace en la fábrica de El Pozo en Alhama de Murcia y que termina en el Cabo de Gata. El Pico Jano en Cantabria, el Collado Fancuaya en Asturias, el Piornal y el Monasterio de Tentudía en Extremadura son los finales en alto novedosos de esta edición.

La Vuelta a España 2022
La Vuelta a España 2022 FOTO: Teresa Gallardo

Se altera el calendario por el viaje a los Países Bajos, lo que provoca que la Vuelta comience en viernes y añada un día más de descanso para facilitar el traslado. Y cambia el sentido del recorrido la carrera. Cantabria y Asturias, acostumbradas a ser decisivas en el final de la carrera, recibirán a los ciclistas ahora en la primera semana, antes del primer día de descanso. Vitoria es la primera ciudad española que acoge a la Vuelta después de las tres primeras etapas en los Países Bajos, dos con final en Utrecht y otra en Breda. La capital vitoriana será la salida de la cuarta etapa que finaliza en Laguardia. Para entonces la carrera ya empieza a exigir a los ciclistas. Pero la etapa más dura en territorio vasco es la que acaba en Bilbao, con dos subidas al puerto de El Vivero que pueden complicar la vida al pelotón. «Es un terreno duro todo el día, sin descanso. Al final llegará un grupo grande, pero no va a ser al esprint», pronostica Mikel Landa.

La primera semana es dura, con terrenos que los corredores habitualmente se encuentran al final. No visita la Vuelta en esta ocasión ninguno de los clásicos, ni el Angliru ni los Lagos de Covadonga. Pero Asturias no se acaba nunca para la Vuelta. Y este año llega al Collado Funcueya y a Les Praeres, que ya es territorio conocido. Pero antes, en Cantabria, tendrán que subir al Pico Jano, un terreno inexplorado de los que le gustan a Javier Guillén y a la Vuelta. El último tramo está aún sin asfaltar, todavía dominado por la arena y la grava.

Y después del segundo día de descanso, con un traslado de Asturias a Alicante, espera la única contrarreloj individual de esta edición, de 31 kilómetros, entre Elche y Alicante. Una jornada que puede marcar diferencias entre los favoritos. Después, un recorrido por todas las provincias andaluzas, con dos finales en alto, en La Pandera y en Sierra Nevada.

«Toda la etapa es muy exigente, el cien por cien de los ciclistas lo conocen y el espectáculo está asegurado», dice Enric Mas de la llegada a Sierra Nevada.

Después del último día de descanso apenas hay tregua. Sólo una etapa llana con final en Tomares antes de afrontar inéditos territorios extremeños con los finales en el monasterio de Tentudía y el alto del Piornal. «Yo creo que va a ser una etapa de fuga», asegura Mas de la subida a Tentudía. El Piornal se asciende al día siguiente en dos ocasiones. «No lo conozco, pero tiene pinta de ser muy dura», dice Mas.

Y para acabar, una sorprendente etapa con principio y final en Talavera de la Reina y el regreso a la sierra de Guadarrama con final en Navacerrada para elegir al ganador antes del paseo por las calles de Madrid. Talavera parece terreno propicio para las escapadas. Otra cosa es el final en Navacerrada. «Yo me he fijado mucho en la etapa 20, que siempre pasan cosas», advierte Enric Mas, segundo en la general de 2021. Una etapa en la que los ciclistas cargan con todo el peso de la carrera y el cansancio en las piernas. Una oportunidad para encontrar al heredero de Roglic, ganador de las tres últimas ediciones.