Alpinismo

Cuando el ascenso al Everest se convierte en un reality

Dos sherpas nepalíes están inmersos en la pelea por convertirse en el escalador con más cimas en el pico más alto del mundo. Kami Rita suma 28; Pasang Dawa, 27

Uno de los numerosos atascos en el Escalón Hillary del Everest
Uno de los numerosos atascos en el Escalón Hillary del Everest Instagram @NIMSDAI

Dos sherpas nepalíes están inmersos en una carrera para coronarse como el escalador que más veces ha ascendido la cumbre más alta del planeta, una competencia que los ha llevado a subir el Everest una vez tras otra en las últimas semanas, antes de que se cierre la ventana de las condiciones meteorológicas que permiten llegar a la cima.

Kami Rita ostenta a día de hoy el récord tras hacer cumbre el martes 23 de mayo por vigésimo octava vez, una hazaña que consiguió después de que su colega, Pasang Dawa, igualase sus números 24 horas antes, al alcanzar las 27 cimas en el techo del mundo. "Los dos guías sherpas están ahora en una feroz competencia" que continuará en los próximos años, indicó a Efe el coordinador gubernamental del Campamento Base del Everest, Lal Gautam.

La carrera tomó impulso el 14 de mayo cuando Pasang, de 46 años, igualó a su Kami Rita, de 53, cuando hizo cumbre por vigésimo sexta vez. Tres días después, el experimentado Rita coronó el monte más alto del mundo por vigésimo séptima vez para retener su récord.

Ambos se criaron en las escarpadas montañas del Himalaya, lo que motivó su pasión por dedicarse al mundo del alpinismo. Rita nació en una pequeña aldea de sherpas Thame, en el norteño distrito de Solukhumbu. En 2017, fue la tercera persona en ascender a la cima del Everest 21 veces, compartiendo esta hazaña con Apa Sherpa y Phurba Tashi Sherpa, dos alpinistas que en la actualidad ya han abandonado las cuerdas. En la siguiente temporada, mayo de 2018, superó a sus predecesores. Su viaje por las montañas de Everest comenzó en 1992, cuando se unió a una expedición como porteador, y su primera cumbre fue con 24 años. Desde entonces, el experimentado alpinista ha escalado el Everest al menos una vez casi todos los años y dos veces en 2009, 2010, 2013 y 2019.

En una foto publicada en sus redes sociales, Rita admitió que en ocasiones el ascenso al techo del mundo "se vuelve difícil, especialmente cuando ya tienes 52 años y aún conquistas esas montañas". "Pero todavía tengo algo de sangre joven cuando se trata de escalar. Me da fuerza cuando siento que las montañas me llaman", añadió.

Antes de que Pasang igualase su récord a mediados de mayo, el alpinista compartió una reflexión en la que afirmó que su pasión por la escalada no viene determinada por el número de veces que corona el Everest. "Hay muchos récords que se están rompiendo en estos días. La gente piensa que batir récords es lo único que importa, pero para mí nunca se trataba de récords al principio, era mi necesidad de ganarme la vida y cuando el tiempo pasó, escalar se convirtió en mi pasión, simplemente seguí la corriente", escribió Rita en Instagram.

Pasang nació en Pangboche, un pueblo cercano al campamento base del pico más alto del mundo. Llegó a la cima por primera vez en 1998, y desde entonces escaló una vez en 1999, 2002, 2003, 2004, 2008, 2009, 2011, 2012, 2016 y 2017; y dos veces en 2006, 2007, 2010, 2013, 2018, 2019 y 2022.

A los permanentes desafíos que encara la subida al pico más elevado del planeta, se suma la estrecha ventana temporal de la que disponen los alpinistas para lograr tal hazaña. "No hay límite establecido por el Gobierno para escalar el Everest, pero debido a la pequeña ventana de buen tiempo, el tiempo en sí es limitado para los escaladores", que pueden llegar a ascender hasta tres veces en una sola temporada, apunta el experto en montañismo y expresidente de la Asociación de Montañismo de Nepal, Ang Tshering Sherpa. Aunque no es partidario de que la gente compita por un desafío tan extremo, el experto entiende que "todo el mundo quiere hacer un récord, ya sea con 16 u 84 años. Es un deseo humano", concluyó.