MENÚ
domingo 23 junio 2019
04:29
Actualizado

El debate sobre el futuro de Valverde

El técnico es el que más tocado queda tras las derrotas de Anfield y en la final de Copa. Bartomeu lo ratificó y Piqué y Rakitic lo defendieron. «Yo estoy bien», asegura el «Txingurri»

  • El debate sobre el futuro de Valverde

Tiempo de lectura 4 min.

26 de mayo de 2019. 02:34h

Comentada
Francisco Martínez 26/5/2019

Primera pregunta para Valverde después de caer ante el Valencia. «¿Cree que sigue teniendo crédito?». No le gustó al entrenador y contestó de forma melancólica: «No tengo nada que decir». Su figura es la que peor parada sale de las derrotas contra el Liverpool en la Champions y en la final de la Copa del Rey, de las expectativas creadas hace un mes, cuando se pensaba en el triplete, que ha menguado hasta quedarse en una Liga. «Perder en este club es duro, el entrenador siempre se equivoca, no se sabe por qué, por poner el campo al revés...», continuó el «Txingurri» con cierta ironía cuando se le insistió sobre si va a seguir o no. «Yo estoy bien», dijo, aunque también admitió que la sensación en estos momentos es «amarga».

El preparador azulgrana ha «seleccionado» mal los días en los que pierde. Ha creado un grupo sólido, al que a veces le falta brillo, pero con apariencia de fiable que se ha caído en días muy contados. Son pocas las derrotas con el Barça, pero dolorosas y decisivas. Ya le pasó el curso pasado, cuando al perder en Roma su puesto llegó a correr peligro. Pero resistió. «Cuando pierdes estás tocado y quieres revancha. Lo que queremos es levantarnos al día siguiente y tener un nuevo reto», fue otra de las reflexiones de Valverde, con el que todos se volcaron ayer. Por tercera vez en una semana, el presidente Josep Maria Bartomeu fue rotundo. «Valverde tiene contrato. No creo que el entrenador sea culpable de la derrota de hoy. Hemos trabajado mucho en la segunda parte», afirmó el máximo mandatario, más entero que cuando perdieron en Anfield, cuando habló de esperar a la final de la Copa del Rey para tomar decisiones. Los jugadores también dieron la cara por su entrenador. Si en la previa fue Messi el que lo defendió, ayer lo hizo Piqué. «Hay que hacer un análisis individual de cada uno, de lo que podemos mejorar. Siempre hemos dicho que nos gustaría que continuara Valverde porque ha hecho un gran trabajo», opinó el central, uno de los capitanes y uno de los jugadores con más peso en el vestuario. «Creo que la junta directiva ya ha tomado la decisión y ha opinado al respecto. Es el entrenador que nos ha llevado a ganar títulos y nos puede ayudar a llevarnos más», continuó. También Rakitic reconoció que estaban «con el entrenador al ciento por ciento». El croata, sustituido en la segunda parte, se enfadó con el cambio. «Si no me molesto con el cambio es para darme dos hostias, lo he dado todo en el campo, me he tirado en todas, pero si el míster cree que es lo mejor lo acepto», dijo el medio.

El entrenador cuenta con el apoyo de la plantilla, pero la afición clama contra él en un alto porcentaje. Siempre es el más débil cuando se pierde. Su salida en estos momentos sólo puede ser fruto de un calentón o de que él mismo decida dar un paso a un lado, pero asegura que se siente con fuerzas. Tampoco quiso relacionar el «Txingurri» la derrota de ayer con la del Liverpool. Es el análisis fácil. «Hemos perdido porque hemos perdido, no por una cuestión psicológica de la presión que hemos podido tener», afirmó. No pensaba lo mismo Piqué: «Si hubiéramos pasado en Anfield, estoy convencido de que hubiéramos ganado el triplete», dijo el defensa.

Además, el preparador del Barça defendió su alineación, en la que había tres jugadores que han recibido el alta médica hace nada. «Lo de Semedo no era nada especial: Y Coutinho pensaba que era lo mejor que jugara».

Últimas noticias