Deportes

El infierno de Benjamin Mendy: trasladado a la cárcel más dura del Reino Unido

La estrella del Manchester United, acusado de siete cargos de violación, esperará su juicio en la prisión de máxima seguridad Strangeways

Benjamin Mendy
Benjamin Mendy FOTO: Rui Vieira AP

La estrella de Premier acusada de violación, Benjamin Mendy, ha sido trasladada a una de las cárceles más duras de Gran Bretaña en medio de temores por su seguridad. El defensa del Manchester City, de 27 años, pasó la Navidad en la prisión de máxima seguridad Strangeways.

Siete cargos de violación

El internacional francés, acusado de siete cargos de violación, fue trasladado a Manchester desde el HMP Altcourse de categoría B de Liverpool el pasado 23 de diciembre. Louis Saha Matturie, el otro acusado de los siete cargos de violación junto a Mendy, también ha sido trasladado junto al jugador ‘citizen’.

Según la fuentes consultadas por The Sun, el traslado, justo el día después de que se presentara un séptimo cargo de violación contra Mendy, se produjo cuando crecieron los temores sobre su seguridad entre los responsables de la prisión. “Tanto Mendy como Matturie han sido trasladados porque su caso tiene un perfil muy alto. Eso puede llevar a problemas de seguridad con otros prisioneros y se evaluó que una prisión de alta seguridad está más preparada para solventar cualquier problema potencial. El Servicio Penitenciario tiene la responsabilidad de gestionar a los presos de la forma más segura posible”, afirmó.

Asimismo, una persona cercana a Strangeways, una de las cárceles más duras de Gran Bretaña, subrayo que en esta prisión es donde habitualmente residen un gran número de delincuentes y asesinos cuyos casos son públicos. Anteriormente albergó al asesino de April Jones, Mark Bridger, y al asesino de policías, Dale Cregan.

La cárcel más dura del Reino Unido

The Sun añade que una investigación realizada el pasado mes de septiembre reveló que la mayor parte de los internos están encerrados durante 22 horas al día, aunque ni en su propia celda podrá descansar el jugador. “No sabrá lo que supone venir de Altcourse, que es una prisión de gestión privada. Strangeways es una de las cárceles más duras del país. Y su otro problema será la cantidad de hinchas del Manchester United que hay allí”, comentó la misma fuente.

“Gritarán su nombre durante semanas para que no duerma mucho, especialmente porque está acusado de delitos sexuales. También hay muchos fanáticos del City, pero incluso los más ávidos lo tendrán difícil para defender a un presunto delincuente sexual”. Mendy todavía tendrá que estar allí unos cuantos días porque el juicio no tendrá lugar hasta el próximo 24 de enero.

Suspendido de empleo y sueldo por el Manchester City, el campeón del mundo con Francia lleva en prisión preventiva al norte de Liverpool desde el 27 de agosto, y desde entonces ha visto a su defensa presentar tres solicitudes de libertad condicional, todas las cuales han sido denegadas.