Deportes

Así será el balón de la Final, con un homenaje a Ucrania

El esférico incluye mensaje de “paz” en cirílico e inglés, no estará a la venta y, el que se utilice en el partido, se subastará para fines benéficos

Balón oficial adidas para la final de la Liga de Campeones de 2022, que disputarán Real Madrid y Liverpool en París
ADIDAS
24/05/2022
Balón oficial adidas para la final de la Liga de Campeones de 2022, que disputarán Real Madrid y Liverpool en París ADIDAS 24/05/2022 FOTO: ADIDAS ADIDAS

La empresa Adidas ha desvelado cómo es el balón oficial para la final de la Liga de Campeones que tendrá lugar en París el 28 de mayo entre el Real Madrid y el Liverpool, que incluye la inscripción de la palabra “paz” en cirílico e inglés. .

Serigrafiada con letras en negrita, 'мир', que en alfabeto cirílico se puede traducir como 'paz', se encuentra por encima de la palabra en inglés 'PEACE'.

La marca fabricante, Adidas, ya reemplazó el balón de la fase de grupos, en el que aparecía el logo de la final con la sede antigua, San Petersburgo, tras quitarle la final por el conflicto armado con Ucrania.

Precisamente este conflicto es el que ha inspirado la nueva pelota. De color blanco y con las estrellas de la Champions de un gris claro, se incluye el lema ‘paz’, en inglés y ucraniano. Además, se replicarán, en relieve sobre la superficie, estrellas en tamaño más pequeño.

Un diseño sorbio que contrasta con los usados anteriormente por la UEFA en sus finales, que había apostado por decorados coloridos fuera de las estrellas desde el año 2019.

El balón no estará a la venta. Sin embargo, el que se utilice en el partido se subastará después de la final y las ganancias se destinarán a ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, para ayudar a proteger a las personas obligadas a huir de sus hogares debido a la invasión rusa de Ucrania.

Según explica Adidas el balón está diseñado "para llevar un mensaje simple de paz, pertenencia y esperanza que se transmitirá de jugador a jugador con cada toque de balón y más allá del Stade de France a los rincones más lejanos del mundo".

El diseño de la pelota está “notablemente desprovisto de color, con paneles blancos puros para simbolizar la tregua y la unidad”.