Fútbol

La desgarradora carta de Rashford tras fallar el penalti: “soy un chico negro del sur de Mánchester”

El futbolista del Manchester United y de la selección inglesa pide perdón por fallar el penalti pero rechaza los insultos racistas y se declara orgulloso de su origen humilde

La gente tapa las pintadas ofensivas contra Rashford en un mural con su rostro
La gente tapa las pintadas ofensivas contra Rashford en un mural con su rostroPeter ByrneAP

Marcus Rashford entró en el último minuto de la prórroga de la final solamente para tirar uno de los penaltis de la tanda ante Italia. Es un especialista en estos lanzamientos, así que aunque había jugado muy poco en el campeonato, Southgate lo quería en el campo para asegurar uno de los penaltis. Pero Rashford fue poco poco hacia la pelota, engañó al portero pero su balón se estrelló en el palo. Y el cielo se derrumbó sobre su cabeza. Pena enorme y muchas críticas a las que ha querido responder con una emotiva y dura carta en sus redes sociales sólo unas horas después de la derrota.

“Ni siquiera sé por dónde empezar y no sé cómo poner por escrito lo que estoy sintiendo. Ha sido una temporada difícil para mí, y llegué a la final con falta de confianza. Hice algo que no debía durante el lanzamiento del penalti, tardé mucho en golpear y el resultado no fue el deseado, lamentablemente.

“Siento que he defraudado a mis compañeros de equipo. Los dejé tirados. Puedo marcar penaltis durmiendo, pero este no entró. No hay una palabra para definir lo que siento. 55 años, una final, un penalti. Historia”, escribía el delantero del Manchester United.

“Ojalá hubiera sido diferente. Pido perdón y agradezco a mis compañeros, porque hemos sido un grupo en el que todos hemos jugado un gran papel. En este deporte estoy acostumbrado a leer cosas escritas sobre mí. Por mi color de piel, por el lugar donde crecí, o por las cosas que hago fuera del campo. Puedo aceptar críticas a mi juego, pero no voy a pedir perdón jamás por ser quien soy y por venir de donde vengo”, continuaba en respuesta a los insultos que han recibido en estas últimas horas tanto él como Saka y Sancho, los otros jugadores de color que fallaron en la tanda.

“Estoy orgulloso de llevar el escudo de los tres leones en mi pecho y de ver a mi familia animarme junto a otros miles de personas. He recibido muchos mensajes de apoyo y ver la respuesta en Withington me hizo derramar muchas lágrimas. Soy Marcus Rashford, 23 años. Chico negro de Withington and Wythenshare, en el sur de Mánchester. Gracias por los bellos mensajes. Volverá más fuerte. Volveremos más fuerte”, cerraba este futbolista comprometido con los que menos tienen y que durante el confinamiento pagó de su bolsillo muchos menús para que los niños que sin recursos no se quedaran sin comer a pesar del cierre de los colegios.

Un chico humilde que es una estrella en la Premier pero no se olvida de sus raíces y que ya ha entrado en la historia por fallar ese maldito penalti para él.