MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
00:05
Actualizado

Hazard dice no al Madrid en enero

  • El jugador de la selección belga de fútbol Eden Hazard/Foto: Efe
    El jugador de la selección belga de fútbol Eden Hazard/Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

11 de octubre de 2018. 19:50h

Comentada
José Aguado 11/10/2018

ETIQUETAS

El nombre al que agarrarse en la tormenta es Hazard, el jugador belga, quizá el mejor futbolista ahora mismo. Hacia él miran los madridistas porque no hay quien haya mostrado más ganas que él de fichar por el conjunto blanco. Y en estas dos semanas sin Liga, tras cuatro partidos sin marcar un gol, los aficionados quieren algo con que animarse y pasar este mal trago de comienzo de temporada. Hazard no se esconde: ayer le preguntaron si pensaba que era el mejor jugador del mundo. Sonrió y respondió: «¿Otra vez?, como ya he dicho que sí, tengo que decir que sí». En los ocho encuentros que ha disputado en la Premier, ha marcado siete goles, un comienzo vertiginoso y que se observa desde Madrid. El Chelsea de Sarri tiene nuevas ambiciones y en torno a Hazard tiene que girar la nueva propuesta futbolística. El belga está a gusto en el conjunto inglés, donde ha conseguido el reconocimiento mundial, pero considera que tiene que dar otro paso, el último avance para seguir creciendo. El Chelsea es uno de los grandes, pero no es la alta nobleza del fútbol. Este año, por ejemplo, no juega la Champions, algo casi imperdonable para los futbolistas decididos a dejar huella en el fútbol. Los tres finales del premio The Best eran finalistas de la máxima competición europea. Hazard sabe que necesita continuidad en la cumbre para ser reconocido.

«Los últimos diez años, el Balón de Oro lo han ganado futbolistas que juegan en España». Y él contestó rápido: «Ésa es la razón por la que quiero ir».

En el Madrid ya escucharon este verano las ganas del delantero belga por aterrizar en el Bernabéu, pero después de la experiencia de Zidane, agotado por tener que dejar a jugadores principales fuera, Hazard no fue una opción. Se consideraba que con Asensio y con Isco esa posición estaba más que cubierta y la presencia del futbolista galés cerraba la puerta a futbolistas que tienen que dar el paso definitivo con la camiseta blanca.

La baja de Isco ha dolido mucho en el Bernabéu estas semanas. Sin él, el equipo se ha quedado sin gol y ha sido incapaz de jugar entre líneas. Y Asensio, que empezó fenomenal, no ha conseguido destacar cuando el grupo de Lopetegui cae en la banalidad y el desasosiego. Ellos tienen que ser el Hazard del Madrid y a lo que no estaba dispuesto el club blanco era a fichar a un futbolista a un precio estratosférico y que luego las suplencias de otros causase problemas en el vestuario.

Es verdad que ahora hay más urgencias que en verano y que cuatro resultados malos se convierten en un terremoto en el Real Madrid y parece que borran las tres Champions consecutivas, las cuatro en cinco años. Da igual que sea octubre y que todo esté aún por decidirse. Hazard, desde la lejanía, parece, ahora, para los aficionados, un salvador. Pero si lo es, en todo caso aparecería en junio.

«No», contestó cuando al periodista le preguntó si se iba a marchar a España en enero. Fue rotundo el futbolista, que no esconde su amor al Madrid, sus ganas, pero que no está dispuesto a quedar mal con el conjunto inglés. Desde las oficinas del Bernabéu, mientras, se espera. Hay cosas más urgentes que hacer, hay que recuperar la frescura de la plantilla actual antes que pensar en el futuro. Hazard puede ser una opción, pero lo será el verano que viene. En 2020 acaba contrato y eso reduce su sueldo. Si el Madrid lo quiere, no va a haber problema.

Últimas noticias