Fútbol

¡Alucinante!: Así se verá la final de Champions en el Santiago Bernabéu

El club ha dudado hasta el último momento si abrir el coliseo blanco para no retrasar las obras

El club instalará pantallas gigantes en el centro del campo orientada a cada una de las gradas
El club instalará pantallas gigantes en el centro del campo orientada a cada una de las gradas FOTO: @RealMadrid La Razon

La final de la Champions que medirá el próximo 28 de mayo a Liverpool y Real Madrid en París se podrá ver finalmente en el estadio Santiago Bernabéu.

El Real Madrid tenía la duda sobre si era buena idea detener los trabajos de construcción durante unos días para poder montar toda la parafernalia que se necesita para poder retransmitir en directo la final de la Champions. Sin embargo, la gran solicitud de entradas por parte de los socios y lo que supone ganar la Decimocuarta merece un escenario así aunque suponga algún pequeño retraso en las faraónicas obras del estadio.

Así pues, habrá premio de consolación para los miles de socios que no puedan estar en París y más de 60.000 socios y madridistas podrán vibrar apoyando al equipo desde la distancia. Esta decisión vendría motivada por la avalancha de peticiones de entradas por parte de los socios que no podrán satisfacerse (UEFA sólo puso a disposición del Real Madrid unas 20.000 entradas). A esto hay que sumar el rotundo éxito que supusieron las anteriores experiencias.

Pantallas en el centro y cañones de luz

Aún a falta de detalles concretos pero tal y como ya hizo el Real Madrid en otras ocasiones habrá pantallas de grandes dimensiones en el centro del campo con orientación a cada una de las gradas del Estadio. Estas pantallas tienen unas dimensiones de 14 metros de ancho por 13 de alto y una visibilidad más que aceptable desde cualquier punto del graderío.

Las pantallas están formadas por paneles LED de alta resolución que junto al espectacular ambiente hará del Santiago Bernabéu el lugar ideal para ver la gran Final. Además de las pantallas se podrá disfrutar de un ambiente festivo donde no faltarán los cañones de luz y confeti y música a todo volumen.

Los socios del Club tendrán prioridad absoluta para poder ver la final desde sus asientos a través de las pantallas gigantes que el Real Madrid instalará en el terreno de juego.

La otra opción que manejó el club fue abrir el Espacio Mad Cool, situado al lado de la Ciudad Real Madrid, en el barrio de Valdebebas. Un recinto con una extensión de 100.000 metros cuadrados y un aforo para unas 80.000 personas donde se celebran habitualmente festivales de música.