La revolución eléctrica (y digital) del sector de automoción

¿Has oído hablar del Galardón al Coche del Año? Se trata, sin duda, de un prestigioso premio a los mejores coches en Europa.

Cada año, se eligen varios coches que han obtenido una excelente aceptación entre el público, un reconocimiento que otorga mucho prestigio a sus fabricantes.

Para la edición de 2020 de esta distinción se han elegido 7 automóviles, entre las que se encuentran vehículos con características eléctricas, que cada vez están cobrando más peso: Renault Clio, Porsche Taycan, Toyota Corolla, Peugeot 208, Tesla Model 3, BMW Serie 1 y Ford Puma.

Encaminados hacia los vehículos 100% eléctricos

Desde que se pusieron en marcha los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, todas las administraciones han reconocido la importancia de apostar por una movilidad más sostenible, lo que coloca el impulso de los coches eléctricos en el punto de mira.

En los últimos años se ha producido un incremento de la compraventa de coches eléctricos. Además, las grandes firmas de automóviles lanzaron más de un centenar de nuevos modelos eléctricos entre 2018 y 2019.

Incluso la legislación de grandes potencias como China, Estados Unidos y la Unión Europea, han apostado por una regulación del mercado automovilístico que obligue a los fabricantes a producir más coches eléctricos y animar a los consumidores a comprarlos.

De hecho, la consideración de los consumidores por comprar un coche propulsado por batería eléctrica ha aumentado en Europa de un 40% a un 60%. Todo hace suponer que, en corto tiempo, habrá muchos coches eléctricos. A ello se suma la aplicación de otras tecnologías como la inteligencia artificial, que favorece el desarrollo de los vehículos autónomos, una tendencia tecnológica que cada vez goza de mayor popularidad. En esta carrera de adopción de las novedades tecnológicas y del lanzamiento al mercado de vehículos mixtos, destaca el fabricante americano Ford, que ha anunciado que para 20220 espera alcanzar la cifra de 1 millón de vehículos eléctricos matriculados.

El paso hacia delante de Ford

En primer lugar, Ford ha fijado el protagonismo en los vehículos eléctricos por la postulación de su modelo Ford Puma como Coche del Año 2020.

Se trata de un vehículo 100% urbano con dos modelos disponibles: el ST-Line y el Titanium, siendo el primero más ‘todoterreno’ con llantas de 18 pulgadas y una suspensión con fuertes amortiguadores.

Lo más llamativo es que es un microhíbrido, es decir, combina el uso del combustible con la electricidad, lo que confirma la apuesta de la industria automovilística por opciones más sostenibles.

La tecnología al servicio de la sostenibilidad

En definitiva, habrá que esperar para ver si fabricantes como Ford lanzan finalmente vehículos 100% eléctricos y qué aceptación tienen en el mercado.

Iniciativas como esta o las Smart Cities no hacen más que demostrar que la sociedad está cada vez más concienciada con la sostenibilidad medioambiental y con la aplicación de la tecnología en iniciativas que contribuyan al cuidado del planeta.