Economía

El Gobierno flexibiliza los “slots” de las aerolíneas para evitar los “vuelos fantasma” por el coronavirus

El Ejecutivo también habilita una línea de crédito ICO de 400 millones para las aerolíneas. El sector aéreo califica las medidas de “insuficientes”

El Gobierno ha empezado a tomar medidas para aliviar la delicada situación que atraviesa el sector aéreo a causa del coronavirus. El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado tras el Consejo de Ministros que se van a flexibilizar los “slots” para que las aerolíneas “no tengan que utilizarlos para no perderlos”, una medida que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea.

Los “slots” son los permisos de despegue y aterrizaje que tienen las aerolíneas para operar en los aeropuertos. Según la legislación vigente, si no hacen uso del 80% de los mismos, las autoridades aéreas pueden retirárselos y subastarlos entre otras aerolíneas. Con la expansión del coronavirus, la demanda de vuelos ha caído en picado, lo que ha obligado a las compañías aéreas a reducir su capacidad. No obstante, para cumplir con porcentaje mínimo de vuelos necesario para conservar sus “slots”, muchas llevan semanas operando “vuelos fantasma”, con pocos o ningún viajero, que les permitan retener estos permisos. La Comisión Europea ya dijo hace un par de días que tomaría medidas para flexibilizar esta norma y evitar que los aviones siguiesen volando vacíos, quemando toneladas de queroseno y engrosando las emisiones de CO2.

Junto a la flexibilización de los “slots”, Sánchez ha anunciado que pondrá a disposición de las compañías aéreas una línea de crédito del ICO por importe de 400 millones de euros para ayudar a sostener las finanzas de las empresas y autónomos del sector turístico, el transporte y la hostelería. Además, ha anunciado que se ampliarán las bonificaciones de la Seguridad Social de los trabajadores fijos-discontinuos del sector entre los meses de febrero y junio.

Esta misma mañana, la patronal que agrupa al 80% de las aerolíneas que operan en España, ALA, había solicitado ayudas al Gobierno para sortear la difícil situación que atraviesa el sector. Según sus cálculos, las compañías se han visto obligadas a cancelar 4.400 vuelos en la segunda quincena de marzo por la dramática caída de la demanda provocada por el coronavirus. Una vez conocidas, la asociación ha asegurado que son “del todo insuficientes dada la gravedad de la situación del sector turístico, y en particular del aéreo”. ALA ha asegurado que el sector espera unas medidas “contundentes y decididas” por parte del Ejecutivo de Sánchez y ha recordado que, tras el cierre de Thomas Cook, las líneas de crédito ofrecidas ascendieron a 700 millones, frente a los 400 puestos ahora encima de la mesa.