El coronavirus ahoga las finanzas de los hogares con hijos

El 61% ha recortado sus gastos a lo estrictamente esencial. Un tercio de los españoles no tiene dinero para llegar a fin de mes tras pagar las facturas

Antes de la crisis sanitaria del coronavirus que ha devenido también en recesión económica mundial, muchas familias españolas andaban ya apretándose el cinturón por la desaceleración que estaba sufriendo el país. Para muchas de ellas, la Covid-19 ha sido la puntilla que ha rematado su ya antes delicada situación económica. Las estrecheces las están padeciendo de forma especial los hogares que tienen hijos. Según el último «Informe Europeo de Pagos de Consumidores» elaborado por Intrum, compañía sueca de gestión de crédito y activos con presencia en 25 países, seis de cada diez de estas familias han recortado a lo esencial sus compras desde que empezó la pandemia.

Las hogares con menores han visto cómo la desaceleración económica española y la Covid-19 han deteriorado sus finanzas. El 64% considera que su bienestar financiero ha empeorado en los seis últimos meses, frente al 55% del promedio europeo de hogares con niños y el 48% general de todo el continente. Siete de cada diez han visto además reducidos sus ingresos con la crisis, frente al 63% del promedio europeo de estos hogares y al 54% de la media global de todos los países.

En términos general, la pandemia ha dejado en números rojos las cuentas de un cuarto de los españoles. El 24% ha tenido que pedir dinero prestado o ha alcanzado el límite de su tarjeta de crédito para pagar las facturas durante el confinamiento –sin tener en cuenta la hipoteca–.

Endeudamiento

Según el estudio de la multinacional sueca, el español medio que más ha tenido que recurrir al endeudamiento durante este periodo tiene entre 45 y 54 años y su empleo se ha visto afectado directamente por la pandemia de la Covid-19. Esta necesidad de financiación se produce como resultado de la inestabilidad laboral, que se ha traducido en la bajada de ingresos de los hogares españoles, que, en términos generales, ha afectado al 64%. Una situación que hace aflorar el endeudamiento como la única salida para muchos hogares para afrontar los gastos corrientes.

En el mes de marzo, momento en que se declaró la pandemia a nivel mundial, la deuda de las familias ya mostraba un ligero repunte de 65.000 millones de euros según los datos del Banco de España. Ahora, el 15% de los encuestados por Intrum asegura haberse endeudado para cubrir sus gastos diarios. Esta cifra aumenta hasta el 21% cuando se analiza el segmento de población mayor de 65 años, y al 23% en el caso de aquellos con su empleo afectado por la crisis económica del coronavirus.

Estrés financiero

El informe de Intrum refleja también cómo el estrés financiero de las familias españolas ha ido en aumento ese año debido a la pandemia. El 31% de los españoles asegura que no tiene dinero a fin de mes tras pagar las facturas básicas. Este porcentaje ha subido seis puntos respecto al ejercicio pasado. Además, dos de cada cinco encuestados confirman que sus facturas aumentan a un ritmo mayor que sus ingresos, lo que hace que el 15% tenga que retrasar los recibos para pagar artículos cotidianos.