La prestación por cese se prolongará a partir de octubre pero los autónomos exigen que se cambien las condiciones

Cientos de miles quedarán excluidos por incumplirlas pese a no tener ingresos. Escrivá asegura que la cotización por ingresos reales saldrá adelante pese a que ahora hay dificultades técnicas

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado que la prestación por cese de actividad para autónomos se prolongará a partir de octubre, al igual que se hará con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) vinculados a la pandemia del Covid. Escrivá, que se reunirá el viernes con las organizaciones de autónomos para abordar la prórroga de esta prestación, ha indicado que todos aquellos colectivos que se sigan viendo afectados de manera “directa e intensa” por la pandemia, como los trabajadores por cuenta propia, seguirán teniendo protección “hasta que se tenga una solución al virus”.

Sin embargo, y a falta de que se especifiquen las condiciones de esta nueva prestación, esta propuesta no ha caída de pie. Esperaba el ministro que tras este anuncio -realizado en una entrevista en La Sexta- todo iría miel sobre ojuelas en su próxima cita. Pero nada más lejos. La principal asociación de autónomos, ATA, ya ha advertido a Escrivá de que no podrán cerrar un acuerdo si la prestación aprobada se mantiene en los mismos términos que la anterior. “Prolongar la prestación por cese de actividad más allá del 30 de septiembre no es suficiente, porque esta prestación no cubre a todos los autónomos que la necesitan, deja fuera de su cobertura a cientos de miles de ellos”, se quejó Loernzo Amor, presidente de ATA. Entre los trabajadores por cuenta propia que no podrían acceder a estas ayudas estarían los que no puedan acreditar al menos un año de cotización en cese -por ejemplo los que se encuentran en la actualidad sin actividad profesional al no haber podido reabrir sus negocios por las restricciones sanitarias-, los que se encuentren en pluriactividad o incluso son beneficiarios de la tarifa plana. “No solo es prorrogar la prestación, sino que es hacerla asequible a todos, no solo a unos pocos”.

En cuanto a la puesta en marcha de un sistema para que los autónomos coticen por sus ingresos reales, Escrivá ha indicado que todas las organizaciones de trabajadores por cuenta propia están a favor de esta medida y que, aunque existen “dificultades técnicas” para implementar este sistema, se podrá “solventar” para muchos colectivos con el fin de que los autónomos tengan mejores pensiones. “Habrá un porcentaje muy significativo de autónomos que pasen a cotizar menos porque realmente muchos tienen ingresos por debajo de la cotización mínima y están cotizando a ese nivel”, ha indicado Escrivá, que no ha querido ofrecer cifras concretas porque quiere presentárselas primero a las organizaciones que representan a este colectivo.

Sobre esta posibilidad, ATA también ha mostrado sus discrepancias y defienden que la aplicación de un sistema de cotización proporcional a los ingresos no es factible en la actualidad desde el punto de vista “operativo y práctico”, ya que Hacienda solo dispone de los rendimientos netos de muchos autónomos 18 meses después del cierre del ejercicio fiscal, por lo que la cotización se establecería sobre unos rendimientos que no corresponderían en la mayoría de los casos con la actividad del año en el que se cotiza". Por esta razón, ATA reclama que utilizar este nuevo sistema por tramos vinculado a los ingresos netos del autónomo “debería ser voluntario” o utilizarse como una de las posibilidades a disposición del colectivo. Además, Amor advirtió que que no apoyarán una propuesta que eleve la cotizaciones indiscriminadamente. “Una propuesta que venga a subir la cotización a los autónomos no la vamos a apoyar”.

Presupuestos

Por otro lado, preguntado por si prefiere que los Presupuestos de 2021 salgan adelante con el apoyo de Ciudadanos o bien con el del bloque independentista, Escrivá se ha mostrado partidario de lograr el mayor consenso posible, incluyendo al PP, para tener realmente unos Presupuestos “de país”. En cuanto a si los Presupuestos contemplarán la congelación del sueldo de los funcionarios, el ministro ha indicado que el poder adquisitivo de los empleados públicos no debe ser un “tema central” en las cuentas públicas de 2021. En todo caso, ha indicado que la masa salarial de los empleados públicos ha crecido en los últimos dos años un 8,5% y que se espera una inflación muy baja para 2021.

Por último y en relación a los cambios que él cree que deben introducirse en el sistema fiscal, Escrivá ha subrayado que la reforma fiscal debe hacerse por razones estructurales pero no por la pandemia y que el sistema es “mejorable” en distintas direcciones. Como ejemplo ha puesto el “agujero” que supone el abanico de deducciones actual para los ingresos del Estado, tal y como ya denunció la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en un reciente informe. “Esto es como un queso de gruyere, lo que ingresas por un lado se te va por otro. Es una parte poco evaluada que tiene un amplio margen de mejora”, ha apuntado Escrivá.